Al promotor ya se le ha dicho que el Moto GP no tendrá ningún espectador. "No podemos arriesgarnos de nuevo, y por lo tanto no está autorizado en esta ocasión", dijo António Costa.


El jefe del gobierno se refería al Gran Premio de Fórmula 1, que tuvo lugar del 23 al 25 de octubre en el mismo circuito y a las imágenes de concentraciones de personas en las gradas sin respetar las distancias sociales.


"Lo que sucedió durante el Gran Premio de Portugal fue absolutamente inaceptable e irrepetible", dijo António Costa, señalando que la carrera se llevó a cabo en contraste con lo que se observó en las actividades culturales, políticas y deportivas, en las que "todo estaba bien organizado, se siguieron las reglas y no hubo problemas".