Tras recibir la distinción a nivel europeo, el Algarve se ha impuesto a la competencia de todo el mundo para coronarse como el mejor destino de playa, adelantándose a otros 18 nominados que incluían destinos de lugares como las Maldivas, Tailandia, Jamaica, México y los Estados Unidos.
El premio se considera un logro notable, que adquiere una relevancia aún mayor en un año que ha sido particularmente difícil para la industria de los viajes, lo que ha llevado a que los destinos tengan que proporcionar nuevas soluciones para fomentar el turismo manteniendo la seguridad.
"Recibir esta doble distinción es, este año, más importante que nunca, ya que, en cuanto empiecen a aumentar los niveles de confianza para viajar, los turistas querrán elegir los destinos que ofrezcan las mejores garantías", dijo João Fernandes, presidente de Turismo do Algarve.


" La marca World Travel Awards es ya un sello de prestigio y calidad reconocido a nivel mundial, por lo que estos premios aportan al Algarve un valor añadido inestimable".
"Es un inmenso orgullo para la región recibir este premio por primera vez en todo el mundo, y también una enorme responsabilidad, que nos obliga a seguir trabajando constantemente, para elevar los estándares de la oferta turística de nuestro destino", concluyó.
La edición de este año registró un número récord de votos emitidos por profesionales y consumidores del sector turístico, lo que se traduce en un indicador prometedor: "A pesar de los difíciles desafíos que el sector ha estado afrontando este año, nos damos cuenta de que el deseo de viajar permanece, y está más vivo que nunca, lo que representa, para las empresas y los profesionales del sector, un justo reconocimiento de su mérito, un sentimiento de esperanza y un gran incentivo para seguir trabajando y creer que el turismo renacerá y volverá aún más fuerte", dijo João Fernandes.