Simples secretos para una Navidad más saludable

Por PA/TPN, in Comida y Vinos · 11-12-2020 01:00:00 · 0 Comentarios

¡Ah, la Navidad! Es la época más maravillosa del año, también la más desastrosa para tu cintura, hígado y niveles de estrés.

Entre los miles de chocolates Quality Street, las visitas de los suegros, los litros de alcohol y una enorme cena para abrirte camino, no es de extrañar que normalmente entremos en enero con resaca, cansados y listos para derrochar en cualquier gimnasio o cura de bienestar que pretenda restaurar alguna apariencia de vitalidad.

Pero diciembre no tiene por qué estar cargado de calorías, ya que mantener la “decadencia” bajo control es más fácil de lo que se piensas.

Destacados expertos en fitness y nutrición dan sus mejores consejos sobre cómo puedes tener una Navidad saludable este año sin perderte la diversión festiva.

Ser realista
Con el mes de enero en el horizonte, es tentador adelantarse y engañarse a sí mismo e ir al gimnasio todas las mañanas. Puede que estés fuera del trabajo durante una semana, pero afrontémoslo, entre toda la bebida festiva y la televisión navideña, la probabilidad de que te atengas a tu plan es bastante baja.
Como el clima en los meses de invierno puede ser impredecible, es bueno ser flexible sobre cuándo vas a comenzar a sudar. ¿Quizás las carreteras están demasiado heladas para salir a correr?, o el gimnasio está cerrado por la covid-19? "La Navidad es la época perfecta para poner en la sala de estar un video de entrenamiento gratuito en YouTube" dice Sealy.

Cambiar las bebidas por alternativas con menos calorías
Durante la temporada festiva, puede ser difícil llevar un registro de lo que se está bebiendo, una bebida se convierte en muchas, y antes de que te des cuenta, te has acabado con una botella entera.
"Muchos de nosotros no somos conscientes de cuánta azúcar y cuántas calorías hay en algunas de nuestras bebidas alcohólicas favoritas", dice Elliot Moore, asesor de salud de estilo de vida de Bupa UK, y se puede fácilmente sumar. "Una pinta de cerveza, por ejemplo, contiene la misma cantidad de calorías que una rebanada de pizza".
Además de ser consciente del número de bebidas, Moore aconseja cambiar a mezcladores bajos en calorías, optar por un spritzer en lugar de vino blanco y evitar por completo los cócteles cargados de azúcar.

Es importante mantener el ritmo y la hidratación: "Por cada unidad de alcohol que bebas, tu cuerpo tarda alrededor de una hora en digerirlo, así que ten en cuenta la velocidad y la cantidad e intenta espaciar tus bebidas".

Considerar un cambio
Si estás de servicio como chef esta Navidad, piensa en hacer unos simples cambios que puedan reducir de forma importante la cantidad de calorías sin sacrificar el sabor. "Como regla general, si estás tratando de limitar el consumo de calorías, evita cualquier cosa frita, rebozada o cubierta de pasta", dice Moore: "Cambia las patatas fritas y las nueces saladas por palomitas de maíz, nueces crudas o aceitunas, y en lugar de servir rollos de salchichas o cerdos, ¿por qué no probar los blinis de salmón ahumado o las brochetas de gambas?".

Escalfar el pavo
No todo el mundo es fanático de comer pavo el día de Navidad, pero la carne blanca es en forma secreta tu mejor amiga ya que es una excelente fuente de proteínas, y el pavo en particular es muy magro, además, es particularmente bajo en grasas saturadas.
No escatimes en los brotes y la salsa de arándanos. "Los brotes están tan subestimados", dice Moore, "realmente son pequeñas fuentes de nutrientes" Cargados con importantes vitaminas y minerales, incluyendo vitaminas B, vitamina C, vitamina K, hierro y magnesio, pueden ayudar a dar ese importantísimo impulso invernal. "Intente asarlos junto con algunas castañas tradicionales para añadirles dulzura, ya que son otra fuente sorprendente de vitamina C."
La salsa de arándanos es otro saludable placer para los huéspedes. "Las bayas están repletas de nutrientes. los alimentos de colores vivos suelen ser super ricos en antioxidantes, y los arándanos rojos cuentan con una impresionante variedad de vitaminas y minerales, incluida la vitamina C, que es buena para la salud de la piel, y el yodo, para ayudar a apoyar su metabolismo"
Prepara tu propia salsa de arándanos rojos para evitar las versiones preenvasadas con alto contenido de azúcar añadido, y dale un chorrito de jugo de naranja para obtener una carga adicional de dulzor y vitamina C.



Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.