Según la Autoridad Marítima Nacional (AMN), el cuerpo fue encontrado el 21 de diciembre por la tarde por elementos de la Policía Marítima (PM), durante una patrulla, "en tierra, a un kilómetro al norte del Puente Internacional del Guadiana, pero en territorio español".

En una declaración, AMN indicó que las primeras pruebas apuntan al cuerpo del pescador moldavo que desapareció el 13 de diciembre, frente al río Guadiana, junto a Foz de Odeleite, en el municipio de Castro Marim, en el distrito de Faro.

Según AMN, se contactó inmediatamente con las autoridades españolas para que se ocuparan del suceso y transportaran el cadáver para que fuera sometido a una autopsia, ya que se encuentra en territorio español.

El día de la desaparición, el capitán del puerto de Vila Real de Santo António dijo a la Agencia de Noticias Lusa que las causas de la desaparición del hombre en las aguas del río, "aún no se habían aclarado".

Según Rui Vasconcelos de Andrade, la alerta fue dada por otros dos hombres que lo acompañaban "pasando el día en la zona" y "haciendo pesca recreativa".

"Lo que sí sabemos es que uno de ellos terminó en el agua y los otros dieron la alerta", agregó, destacando que las autoridades estaban investigando las circunstancias en las que el hombre entró en el agua y ya no fue visto.

En los días siguientes a la desaparición, varios equipos y medios de comunicación portugueses y españoles participaron en las operaciones de búsqueda.