La adquisición de la nacionalidad española por parte de los portugueses aumentó un 58,1%.

Por TPN/Lusa, in Noticias · 27-12-2020 10:00:00 · 0 Comentarios

El número de portugueses que adquirieron la nacionalidad española aumentó un 58,1% en 2019, lo que puede explicarse por los descendientes de emigrantes en Venezuela que eligieron este destino por afinidades, como el idioma, según el Observatorio de la Emigración.

Rui Pena Pires, coordinador científico del Observatorio de la Emigración, un centro de investigación del ISCTE - Instituto Universitário de Lisboa, habló durante la presentación del Informe sobre la Emigración, según el cual en 2019 alrededor de 80.000 portugueses habían abandonado Portugal.

El documento indica que en ese período 596 portugueses adquirieron la nacionalidad española, un 58,1 por ciento más que el año anterior (377). En 2017 esa cifra era de 135.

El número de portugueses que adquirieron la nacionalidad española "ha variado anualmente entre unos 400 y 600 por año hasta 2010. Aumentó a 1.265 en 2013 y disminuyó a 135 en 2017, aumentando nuevamente en 2018 y 2019.

España es el séptimo país del mundo donde más portugueses adquirieron la nacionalidad del país de destino en 2019", dice el documento.

Para Rui Pena Pires, desde hace unos dos años las estadísticas incluyen ahora a los descendientes portugueses de emigrantes en Venezuela que eligieron vivir en España.

El hecho de que el idioma castellano sea común en ambos países y la relación entre estos emigrantes portugueses y españoles habrán contribuido a esta elección, con su solicitud de la nacionalidad española, como explicó Rui Pena Pires.

Según el informe, el número de emigrantes portugueses en España ascenderá a 94.319 en 2019, habiendo disminuido en un 0,2 por ciento respecto a 2018.

"El número de inmigrantes portugueses en España ha disminuido ligeramente en los últimos años, pasando de 149.000 en 2010 a unos 94.000 en 2019. A pesar de mantenerse en una base alta, la población portuguesa en España ha ido disminuyendo, lo que significa que las nuevas llegadas han sido insuficientes para compensar los posibles retornos y las re-migraciones", dice el documento.

Los autores afirman que "los portugueses son una minoría entre los nacidos en el extranjero que vivirán en España en 2019, representando sólo el 1,4 por ciento del total, el valor más bajo de la serie analizada".

España es actualmente el octavo país del mundo donde más emigrantes portugueses viven. En 2019, el número de portugueses que entraron en España fue de 10.155 (menos el 4,5 por ciento).

El informe cita las estimaciones de las Naciones Unidas de que en 2017 habría más de 257 millones de migrantes internacionales en todo el mundo, cifra que corresponde al 3,4 por ciento de la población mundial, de los cuales 2,3 millones serían portugueses.

En ese año, los emigrantes portugueses representaban el 0,9% del número total de emigrantes, siete veces más que el peso de la población de Portugal en la población mundial total (0,14%).

"Al no ser uno de los principales países de emigración, como México o la India, con más de 12 millones de emigrantes cada uno, en 2017 Portugal era el 27º país del mundo con más emigrantes", se afirma en el documento, añadiendo: "En Europa, sólo siete países tenían más población de emigrantes (la Federación de Rusia, Ucrania, el Reino Unido, Polonia, Alemania, Rumania e Italia, en orden descendente)".

Al ponderar el número de emigrantes por la población del país de origen, Portugal, con una tasa de emigración del 21,9%, fue el decimotercer país del mundo con más emigrantes.

En el marco europeo, "Portugal fue, en 2017, el primer país de la Unión Europea (UE) con más emigrantes como porcentaje de la población (21,9%). En cambio, en lo que respecta al porcentaje de inmigrantes en la población residente, era uno de los países que estaba por debajo de la media de la UE (8,5%)".

"La combinación de una elevada emigración y una baja inmigración, en términos acumulativos, sitúa a Portugal en el grupo de los países europeos de repatriación, donde también se encuentran Lituania, Rumania, Bulgaria y Polonia", mencionan los autores del documento.

Según Rui Pena Pires, Portugal tiene "un margen seguro de crecimiento" para un aumento de la inmigración, lo que sería "la forma más segura de equilibrar la corriente" de migración.

El coordinador científico del Observatorio de la Emigración considera que su tamaño hace que la inmigración ni siquiera sea actualmente un fenómeno relevante en Portugal.

Según el informe, Portugal tiene 2,2 millones de emigrantes que viven en el extranjero y 880.000 inmigrantes.

En la presentación del documento, la Secretaria de Estado de las Comunidades Portuguesas, Berta Nunes, subrayó el aumento de la calificación de la emigración portuguesa, que debería reflejarse en breve en los próximos informes de la OCDE.

Los datos más recientes de esta organización se refieren al año 2011 e indican que la emigración cualificada pasó del 6 por ciento en 2001 al 11 por ciento en 2011. Según Berta Nunes, este aumento ha sido, entretanto, mucho mayor.



Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.