"El objetivo de mejorar esta actividad de recogida de residuos es promover la contribución de la población a la solución de los problemas ambientales que se derivan de la eliminación incorrecta de estos residuos", explica el municipio de Oleiros.

La nueva red municipal de recogida de aceites de cocina usados tiene un total de 15 puntos de recogida en todo el municipio de Oleiros, 13 de los cuales ya están instalados y en funcionamiento.

El municipio también explica que los sensores aplicados al aceite, "están conectados a una red móvil de monitoreo, lo que permite que el contenedor esté conectado a un sistema de 'back office' para una mejor gestión de rutas y recolecciones en tiempo real, entre otros".

El nuevo equipo también cuenta con un sistema de identificación y reconocimiento, que permite la interacción con el usuario, a través de una aplicación para teléfonos móviles.

Con el uso de esta aplicación, los ciudadanos "contribuyen al control del servicio de recogida, al mismo tiempo que tendrán acceso a campañas exclusivas definidas por el municipio y la empresa que procederá a la recogida, transporte y recuperación de los aceites usados, transformándolos en biodiésel", concluye el municipio.