Estas medidas fueron anunciadas por el Primer Ministro y se combinarán con las ya existentes.

Las nuevas reglas también incluyen:

Prohibición de movimiento entre los municipios durante los fines de semana.

Los que viajan al trabajo deben tener una declaración válida.

Las empresas de servicios con más de 250 trabajadores deben comunicar a la ACT en las próximas 48 horas una lista de todos los trabajadores cuya labor en el lugar de trabajo considere indispensable.

El horario de apertura de las tiendas se limita a las 8:00 p.m. entre semana y hasta la 1:00 p.m. los fines de semana. Los establecimientos de venta de alimentos al por menor sólo pueden operar hasta las 5 pm los fines de semana.

Prohibición de la venta de mercancías de "ventanas de quita y pon". En el caso de los cafés y restaurantes, la venta desde las ventanillas de comida para llevar sólo se permiten los productos envasados y sin bebidas, incluyendo el café.

El funcionamiento de los restaurantes en los centros comerciales, incluso para llevar, está ahora prohibido.

Se prohíbe la reunión y el consumo de alimentos en las cercanías de los restaurantes y cafés.

Todas las áreas deportivas están cerradas, incluyendo las canchas de tenis y padel al aire libre.

Los centros de día, las universidades para mayores y los espacios sociales están cerrados.

Se prohíbe a las personas permanecer en los jardines y espacios públicos de ocio.

Se prohíben las campañas de promoción que fomenten el movimiento de personas.

Los servicios de tutoría (ATL) para niños de hasta 12 años están ahora permitidos.

También se pide a los ayuntamientos que cierren las zonas de paseo marítimo u otros espacios que fomenten la reunión de personas.

Las escuelas seguirán abiertas con clases presenciales, mientras que habrá una mayor presencia policial en todo el país para garantizar que la población cumpla las normas.