Se recomienda a toda la comunidad marítima que adopte un estado de vigilancia permanente en el mar y en las zonas costeras y que "redoble sus cuidados tanto en la preparación de un viaje al mar, como cuando están en el mar o en las zonas costeras", dijo la Autoridad Marítima Nacional (AMN) en un comunicado.

En la nota se recordaba también que para la población en general existe el deber general de estar en casa, subrayando que "las personas deben permanecer en sus casas, seguras y no exponerse innecesariamente a riesgos".

"Los disturbios marítimos se caracterizarán por el oleaje del cuadrante noroeste, con una altura significativa de hasta seis metros y una altura máxima de diez metros, con un período medio de entre diez y 12 segundos", dijo la AMN.

"El viento puede registrar una intensidad media de más de 70 km/hora y ráfagas de más de 100 km/hora desde el cuadrante noroeste", añadió.