Boca do Inferno en Cascais

Por Cristina da Costa Brookes, in Estilo de Vida, Joyas ocultas · 22-01-2021 01:00:00 · 0 Comentarios

Una cueva costera única, llamada "Boca do Inferno", situada en el extremo occidental de Cascais y cerca del faro de Santa Marta, es digna de mención, simplemente por sus espectaculares vistas.

Sin embargo, hay más en esta historia, que vistas asombrosas, lo que la convierte en una notable joya oculta.

En 1930, Aleister Crowley, un famoso mago y ocultista fingió su propio suicidio en Boca do Inferno, con la ayuda del poeta Fernando Pessoa. Pessoa entregó la nota de suicidio de Crowley a las autoridades, los medios y los periódicos. Extrañamente, el místico reapareció tres semanas más tarde en su propia exposición en Berlín, lo que sugería que su suicidio fingido era sólo un truco publicitario. También se sugiere que inventó este plan para fingir su propia muerte con el fin de escapar de su novia de entonces, de la que estaba cansado. La instancia fue quizás inspirada por la muerte de Empédocles, quien se arrojó a un volcán.

La extraña amistad de Crowley con Pessoa ha suscitado muchas preguntas a lo largo de los años, ya que el misterio de Boca do Inferno sigue sin resolverse en su mayor parte. Su amistad duró dos años, con el intercambio de muchas cartas y terminó con esta nota de suicidio. La misteriosa nota ha sido reescrita en Boca do Inferno, donde hay una placa blanca montada en la roca que conmemora el evento. El texto portugués de la placa se deriva de la nota de suicidio original y dice "No puedo vivir sin ti. La otra boca del Infierno que me atrapará no será tan caliente como la tuya", una afirmación audaz que en realidad resultó ser una estafa.

El nombre se traduce como "Boca del Infierno" debido a su rara formación escénica del acantilado. Originalmente era una cueva marina que se derrumbó dejando un abismo y un arco marino. "Boca del Infierno" viene de la forma en que las olas del océano chocan violentamente contra y dentro de la boca del acantilado y el increíble impacto que tienen las olas. La característica que compone la roca del acantilado es de naturaleza carbonatada. La erosión ejercida por la acción del agua de lluvia que, al contener dióxido de carbono disuelto, hace que el carbonato se disuelva. A través de este proceso se forman cavidades y cuevas en el interior de las calizas y es muy posible que el sitio fuera una cueva antigua. La "Boca del Infierno" adquirió fama debido a su aparición en la película muda "realidad" de trece segundos bajo el nombre de "Una cueva marina cerca de Lisboa" (1896), que muestra las majestuosas olas que se vierten.

Sin embargo, esta joya escondida definitivamente vale la pena visitarla por su espectacular punto de vista para ver la puesta de sol. También ha sido un lugar de observación de tormentas durante los últimos cien años. Es libre de visitar, pero vale la pena notar que los acantilados son peligrosos y que el mirador a veces se cierra en invierno si hay mal tiempo, ya que la gente puede ser arrastrada por el acantilado.

Definitivamente es mejor ir en verano ya que un día tranquilo y soleado enfatiza la naturaleza idílica de este lugar y es el lugar perfecto para visitar con la familia y los amigos. Boca do Inferno es de fácil acceso y tiene mucho aparcamiento, por lo que se puede acceder en coche o a pie, ya que está a 20 minutos a pie del centro de la ciudad. También tiene un restaurante de mariscos llamado 'Mar do Inferno' que tiene buenas críticas y tiene una alternativa más barata que un café, por lo que es un lugar encantador por sus vistas y su comida.

Es un lugar mágico que da testimonio de su relación con el Atlántico y su proximidad a Lisboa y es aquí donde encontramos la mayor parte de las pruebas geológicas de la erosión.

Boca do Inferno, nos recuerda la constante batalla entre la tierra y el mar, ya que las olas chocan contra el arco, uniendo la mística portuguesa y la conquista marítima.



Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.