Cinco años más para Marcelo

Por Paula Martins, in Noticias · 29-01-2021 01:00:00 · 0 Comentarios

Las elecciones presidenciales celebradas en Portugal la semana pasada vieron cómo Marcelo Rebelo de Sousa ganaba en todas las comarcas, cómo Ana Gomes se convertía en la mujer más votada en la historia de las elecciones presidenciales portuguesas y cómo la ultraderecha conseguía un resultado nunca visto en Portugal.

Marcelo Rebelo de Sousa fue reelegido Presidente de la República el pasado domingo con una votación reforzada, que representa el tercer mayor porcentaje en unas elecciones presidenciales en la democracia portuguesa, el 60,70% de los votos, el segundo más alto en una reelección.

El profesor jubilado de 72 años, que se presentó como candidato a la jefatura del Estado, apoyado formalmente por los partidos PSD y CDS-PP, fue reelegido con cerca de 2,5 millones de votos, en unas elecciones con una abstención del 54,55 por ciento, la más alta de la historia en sufragios para la elección del jefe del Estado. Todos los municipios con mayor abstención en las elecciones presidenciales del domingo tuvieron valores muy altos de covid-19, señalando que las personas cuyo encierro profiláctico fue decretado después de que podían inscribirse en el voto anticipado, no pudieron ir a votar el 24 de enero.

"Soy muy consciente de que la confianza ahora renovada no es un cheque en blanco", dijo Marcelo Rebelo de Sousa, prometiendo "seguir siendo un Presidente de todos y cada uno de los portugueses, un Presidente cercano, un Presidente que estabilice, un Presidente que una, que no sea un Presidente de facción, un Presidente que respete el pluralismo y la diferencia, un Presidente que nunca renuncie a la justicia social".

Este discurso fue pronunciado en una noche electoral en la que el candidato de la extrema derecha, André Ventura, apoyado por el partido Chega, consiguió el tercer puesto en estas elecciones, con medio millón de portugueses que votaron por él, lo que representa un resultado superior al 11%. Se trata de un resultado nunca visto en la política portuguesa moderna.

Ana Gomes, la segunda candidata, no pudo conseguir el objetivo de forzar una segunda vuelta de las elecciones presidenciales, pero logró el "objetivo patriótico" de quedar por delante de André Ventura, pero con una diferencia de menos de 50.000 votos.
Con un 12,97 por ciento y 541.345 votos, la militante del PS, que no contó con el apoyo de su propio partido, sino sólo del PAN y del Livre, fue la mujer más votada de la historia en unas elecciones presidenciales.

Ana Gomes consiguió quedar en segundo lugar en menos distritos que Ventura, siete de los 18 distritos nacionales (en el continente), pero lo hizo en los más poblados, como Lisboa, Oporto y Setúbal, y en todo el litoral, excepto en Leiria.

El candidato de extrema derecha André Ventura quedó en segundo lugar en las elecciones presidenciales en unos 200 distritos, más del doble que Ana Gomes. Sin embargo, quedó tercero a nivel nacional.

Aunque la candidata asumió como responsabilidad personal el "fracaso" de la segunda vuelta, Marcelo Rebelo de Sousa fue reelegido con más del 60% de los votos, criticó al PS, por no haber dado indicación de voto a ningún candidato y haber contribuido a la victoria de la "derecha democrática".

André Ventura, líder del partido Chega, quedó en segundo lugar en 204 comarcas, habiendo obtenido mejores resultados en el interior del país, de norte a sur, en municipios con baja densidad de población.

De los 308 municipios, Ana Gomes fue segunda en 90 municipios y tercera en 192. Ana Gomes fue cuarta en 26 municipios, la gran mayoría en el Alentejo.

Los mejores resultados de la socialista se dieron en Oporto (20%), Lisboa (18,5%), Matosinhos (18%), Gondomar, Vila Nova de Gaia, Maia, Oeiras y Coimbra, todos ellos con cerca del 17%, comarcas con mayor nivel de población, lo que le permitió asegurar el segundo puesto.

Los candidatos de la izquierda obtuvieron el resultado más bajo de la historia, al no contar con los votos suficientes para ver reembolsados los gastos de campaña y dejar que sean los propios partidos los que tengan que pagar las facturas. Es el caso de João Ferreira, candidato del PCP, que logró el 4,32% de los votos, y de Marisa Matias, candidata del Bloco de Esquerda, que obtuvo el 3,95%.

Tiago Mayan Gonçalves, Iniciativa Liberal, obtuvo el 3,22 por ciento, para un candidato que representa a un partido reciente en el parlamento; fue un resultado mejor que el que obtuvo en las elecciones al parlamento. Vitorino Silva, el candidato independiente conocido como Tino de Rans, logró el 2,94 por ciento.




Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.