La nueva botella de agua Vitalis, fabricada con plástico 100% reciclado, es la última propuesta de la marca de agua del Grupo Super Bock para 2021, que refuerza su compromiso en materia de sostenibilidad. Con esta innovación, la compañía estima que evitará el uso de más de 6,3 toneladas de plástico nuevo al año.
La nueva botella Vitalis de 1,5 litros llegará al mercado en las próximas semanas y estará disponible en cajas de cartón, contribuyendo así a la reducción del plástico que normalmente conlleva la venta de este tipo de productos.
Además de ser 100 por ciento reciclada, la nueva botella Vitalis es también 100 por ciento reciclable, es decir, todos los materiales de la botella son sometidos a un proceso que permite su transformación en otro producto. Para ser 100 por ciento reciclable, el diseño del envase debe ser eficiente y optimizado, es decir, las etiquetas o los tapones se diseñan de tal manera que todo el envase se utiliza para el reciclaje. Además de ser reciclable, la propia etiqueta cuenta con la certificación FSC, que garantiza que los productos proceden de bosques bien gestionados que ofrecen beneficios medioambientales, sociales y económicos.
"Estamos orgullosos de anunciar el lanzamiento de la nueva botella Vitalis 100% reciclada y reciclable, una innovación en el mercado nacional que se basa en la voluntad de unir fuerzas con los continuos movimientos de colaboración dentro y fuera de la organización para un planeta más sostenible, adoptando las mejores prácticas", dijo Graça Borges, Directora de Comunicación, Relaciones Institucionales y Sostenibilidad del Grupo Super Bock.