¿Cirugía torácica sin tubos? Sí, el futuro es hoy

Por Advertiser, in Salud, Noticias, Salud y medio ambiente · 19-02-2021 01:00:00 · 0 Comentarios

La unidad de cirugía cardiotorácica y el mes del corazón.

La cirugía torácica uniportal asistida por vídeo (Tubeless-VATS) es una cirugía mínimamente invasiva que consiste en llegar a la cavidad torácica a través de una única incisión, sin necesidad de anestesia general.

Durante el procedimiento Tubeless-VATS, el cirujano realiza una única incisión de 3 cm, de varios centímetros de ancho, sin tubo endotraqueal, sin sonda urinaria, sin vena central y sin epidural.

Este único corte sirve de puerto tanto para los instrumentos quirúrgicos tradicionales como para el toracoscopio, una varilla larga y fina unida a una cámara de vídeo de fibra óptica. El toracoscopio permite al cirujano visualizar la cavidad torácica y realizar la cirugía sin necesidad de abrir la pared torácica. A través de esta única y pequeña incisión, el cirujano puede realizar procedimientos cardíacos intensivos.

La principal ventaja de este procedimiento es que no es necesario intubar al paciente, como ocurre con la anestesia general, lo que evita la morbilidad perioperatoria debida al efecto nocivo de la anestesia general y la ventilación mecánica monopulmonar. A esto se añaden los beneficios de la respiración espontánea en un paciente no intubado.

Los criterios para un procedimiento Uniportal no intubado, incluyen a todos los pacientes seleccionados para los que se podría reducir o evitar la morbilidad asociada a la toracotomía convencional y el riesgo que conlleva la anestesia general intubada.
La elección de una técnica de incisión única en un paciente despierto o en un paciente no intubado podría minimizar aún más la invasividad de la cirugía y la anestesia.

Consideramos muy importante evitar la anestesia general intubada, en pacientes de alto riesgo, como los ancianos o los que tienen una mala función pulmonar. Es aconsejable realizar una cuidadosa selección de los pacientes, especialmente durante la curva de aprendizaje. Las contraindicaciones para las resecciones mayores mientras el paciente está despierto son, un manejo previsiblemente difícil de la vía aérea, obesidad (índice de masa corporal>30), adherencias pleurales densas y extensas, pacientes hemodinámicamente inestables, ASA>II y tumores grandes (>6 cm).

Gracias a la posibilidad de evitar la intubación, la ventilación mecánica y los relajantes musculares, los efectos secundarios anestésicos son mínimos, lo que permite incluir a la mayoría de los pacientes en un protocolo de alta hospitalaria rápida, evitando la necesidad de ingresar en una unidad de cuidados intensivos. Además, el estrés quirúrgico perioperatorio implicado podría atenuarse en los pacientes no intubados sometidos a VATS Uniportal como resultado de la reducción de las hormonas del estrés postoperatorio y de los mediadores proinflamatorios relacionados con la ventilación mecánica. El oxígeno (6-9 l/min) se suministra a través de una máscara facial. El manejo farmacológico se basa en una infusión controlada de remifentanilo y propofol, con una premedicación de midazolam (0,15-0,25 mg/kg) y atropina (0,01 mg/kg) 15 minutos antes de la anestesia, ajustando la velocidad de infusión en tiempo real con la agresividad de cada periodo durante la cirugía. Se recomienda el uso de un bloqueo vago intraoperatorio para suprimir la tos que podría ser molesta al realizar la tracción pulmonar y la manipulación hiliar durante la disección.

Durante un abordaje uniportal en un paciente no intubado, la recomendación es realizar un bloqueo paravertebral o una infiltración intercostal bajo visión toracoscópica. La importancia de evitar el bloqueo torácico epidural (evitando los opiáceos) redundará en una recuperación más rápida y en la vuelta a las actividades cotidianas.

La cirugía torácica sin tubos está evolucionando actualmente, desafiando los antiguos criterios de exclusión y ampliando las indicaciones a las resecciones pulmonares mayores o incluso a las resecciones traqueales y carinales para proporcionar mejores resultados intraoperatorios y promover un periodo de recuperación mínimo.

Este texto ha sido escrito por los profesores Javier Gallego y Diego González Rivas, ambos extraordinarios cirujanos de la Unidad de Cirugía Cardiotorácica del Grupo Sanitario HPA.

El Prof. Javier Gallego es Coordinador de la Especialidad del Grupo Sanitario HPA en el Algarve y cuenta con una amplia experiencia tanto en cirugías cardíacas, en patologías como la estenosis aórtica, como en cirugía torácica, en situaciones como el cáncer de pulmón y las deformidades torácicas (pectus excavatum y carinatum).

El Prof. González Rivas, uno de los cirujanos cardiotorácicos más eminentes del mundo, es el precursor en esta área. En 2010 González Rivas fue pionero en realizar la resección anatómica unilateral por toracoscopia videoasistida (con una sola incisión), habiendo realizado en 2014 las primeras cirugías pulmonares, también con una sola incisión en pacientes sin intubación y en respiración espontánea. También fue pionero en la realización de resecciones uniportadas con un brazo robótico articulado, sin necesidad de un cirujano asistente (primer caso en 2016).

Contacto:

Teléfono: +351 282 420 400
Página web: www.grupohpa.com




Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.