En el texto introductorio de la legislación enviada al Parlamento, el Presidente de la República afirma que "el futuro debe planificarse por etapas, basándose en las recomendaciones de los expertos y en datos objetivos, como la matriz de riesgo, con más pruebas y más cribados, para tener éxito".

Marcelo Rebelo de Sousa considera que es necesario mantener el estado de emergencia para "permitir que el Gobierno siga tomando las medidas más adecuadas para combatir esta fase de la pandemia", pero pide al Ejecutivo que "apruebe también las medidas de apoyo indispensables "a las familias y a las empresas, incluyendo las ayudas a fondo perdido".

Se trata de la duodécima declaración de estado de emergencia que Marcelo Rebelo de Sousa somete a la autorización del Parlamento en la actual pandemia del covid-19.

En el proyecto de decreto, idéntico al actualmente en vigor, también se especifica ahora que la eventual definición de los límites de ruido corresponde al Gobierno mediante decreto ley.

En el capítulo dedicado a las restricciones a la enseñanza presencial, se reitera que "debe definirse un plan de reapertura gradual basado en criterios objetivos y respetando los fines de salud pública".

El actual periodo de estado de emergencia finaliza a las 23:59 horas del lunes 1 de marzo, y la reanudación entrará en vigor en el periodo comprendido entre el 2 y el 16 de marzo.