La desalinización "no es una solución" para el Algarve

in Algarve, Noticias, Renovable · 28-02-2021 01:00:00 · 0 Comentarios

La Plataforma Agua Sostenible (PAS) está en contra de la captación de agua del río Guadiana y de la desalinización para resolver los problemas de escasez de agua en el Algarve y ha llamado a la población a impugnar estas soluciones.

En un comunicado, el PAS, que agrupa a asociaciones ecologistas y de protección del patrimonio, mostró su "desacuerdo con las informaciones que afirman que el trasvase de agua de Pomarão y la construcción de una (o varias) desalinizadoras son soluciones al problema del agua en el Algarve".

La captación de agua del río Guadiana en Pomarão, en el municipio de Mértola, distrito de Beja, y la construcción de desalinizadoras están incluidas en el Plan de Resiliencia y Recuperación (PRS) presentado por el Gobierno, pero la plataforma considera que estos proyectos sólo servirán para alimentar la agricultura de regadío y aumentar el coste del agua para la población.

La plataforma hizo un llamamiento a la población para que impugne estas soluciones durante la consulta pública del PRR, que está en marcha hasta finales de febrero, y consideró que aunque la falta de agua en la región es "estructural", existen alternativas que permiten asegurar su necesario suministro "hasta finales de siglo".

En la misma nota, la plataforma reconoció que el Algarve asiste a una "disminución de la pluviometría general y, en consecuencia, de sus reservas de agua" y criticó el aumento de la agricultura de regadío, como el aguacate, que ya es el segundo en la región después de los cítricos.

El PRL destina una cantidad de 200 millones de euros para la aplicación del Plan Regional de Eficiencia Hídrica del Algarve, que prevé planes para reducir las pérdidas de agua en el sector urbano, aumentar la eficiencia en el sector agrícola y la capacidad disponible de los embalses, promover el uso de aguas residuales depuradas y la desalinización del agua de mar.

PAS recordó que el Plan Intermunicipal de Adaptación al Cambio Climático (PIAAC) de la Mancomunidad Intermunicipal del Algarve (AMAL) ya establece "varios escenarios y propone el seguimiento de los recursos hídricos y la adopción de soluciones en función de la evolución de la situación".

Entre estas medidas, ejemplificó, están la mejora de las infraestructuras, la lucha contra las pérdidas en la red y la reducción de las necesidades de agua en los espacios verdes urbanos, pero también la inversión en "técnicas de retención de agua", como lagos artificiales, presas, cuencas de retención o embalses, o la reutilización de las aguas residuales.

"Si el escenario climático resulta ser el menos grave, estas medidas serán suficientes para mantener la actual disponibilidad de agua hasta finales de siglo", señaló la plataforma.

PAS también criticó al Gobierno por avanzar con dos soluciones que "ignoran" a la sociedad civil y a la PIAAC, argumentando que la captación de agua en Pomarão sería un proyecto "financiado con dinero público" y "destinado al uso agrícola privado", acabando por ser "comercializado más barato que el obtenido mediante la desalinización".

"En cuanto a la desalinización, que será implementada por empresas privadas, hará que el metro cúbico de agua esté disponible para el consumo doméstico por un precio mayor, a pesar de que el agua es un bien indispensable para la vida y, por lo tanto, un derecho garantizado por el Estado a sus ciudadanos", criticó.

Por ello, PAS hizo un llamamiento a la sociedad civil para que impugne los dos proyectos que se incluyen en el PRR, el instrumento de planificación que el Gobierno llevará a Bruselas para obtener financiación de la Unión Europea para la recuperación económica tras la pandemia del covid-19.

La plataforma está formada por las asociaciones y movimientos A Rocha, Água é Vida, Almargem, Associação Faro 1540, Civis, Glocal Faro, Quercus Algarve y Regenerar-te.

El Plan de Recuperación y Resiliencia de Portugal, para acceder a los fondos del covid-19 de la UE tras la crisis, prevé 36 reformas y 77 inversiones en los ámbitos social, climático y de digitalización, por un total de 13.900 millones de euros en subvenciones.

Tras un borrador presentado a la Comisión Europea el pasado mes de octubre y un proceso de conversaciones con Bruselas, el Gobierno portugués puso la semana pasada en consulta pública la versión preliminar y resumida del Plan de Recuperación y Resiliencia.



Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.