Según un estudio de la empresa estadounidense Cognizant: "Lisboa fue elegida, entre más de 150 ciudades de todo el mundo, como uno de los 21 lugares del futuro", posicionándose como una de las tres ciudades europeas que componen la lista final.

La evaluación concluyó que Lisboa es una "ciudad sofisticada", que destaca por la calidad de sus universidades, infraestructuras y seguridad, por su acceso al capital privado, por tener un gobierno/administración local estable y por ser una ciudad sostenible.

La capital portuguesa fue destacada por "ser un lugar donde es fácil trabajar", por su oferta cultural y de ocio y por albergar una "cantera" de talentos, así como por presentar un buen nivel y coste de vida.

Además de Lisboa, el estudio distingue a ciudades como Tel Aviv (Israel), São Paulo (Brasil), Wellington (Nueva Zelanda), Dundee (Escocia), Toronto (Canadá), Atlanda, Sacramento y Portland (Estados Unidos), Kochi (India), Songdo (Corea del Sur), Tallin (Estonia), Shenzhen y Haidian, Pekín (China), Nairobi (Kenia), Lagos (Nigeria) y Da Nang (Vietnam). Además de estas 17 ciudades, la lista incluye cuatro lugares "sin ubicación física específica", a saber, Remotopia, Espacio Virtual, Espacio Exterior y Nova Hanseatica.

Identificamos Lisboa como un foco de innovación global y nuevas ideas, que sin duda crearán e impulsarán el futuro del trabajo. La cuarta revolución industrial y la pandemia están transformando la economía a escala mundial y se necesitan nuevos talentos, nuevas habilidades y nuevas actitudes", dijo Manuel Ávalos, director general de Cognizant para el sur de Europa.

Según explicó la compañía, '21 lugares del futuro' es una hoja de ruta "que permite a las empresas, los gobiernos y los negocios aprender del éxito de otros lugares en expansión".

Para llevar a cabo este estudio, Cognizant, "utilizando la metáfora de un átomo", analizó los núcleos y los electrones de cada lugar, creando un "átomo de éxito" para cada una de las ciudades y lugares: "En el centro hay tres elementos bien definidos que se consideran esenciales para el éxito de cada ciudad: el gobierno local, la calidad de las escuelas y universidades y el acceso al capital privado. Sin embargo, cada núcleo necesita electrones a su alrededor. En el estudio, los electrones están formados por ocho componentes: infraestructura física, medio ambiente (sostenibilidad), estilo de vida (diversidad e inclusión), cultura y entretenimiento, "ladrillos" (arquitectura), "clics" (infraestructura digital), grupos de talento y accesibilidad", dijo.

La evaluación también incluyó datos del Foro Económico Mundial, ESI ThoughtLaby Global Justice.