¿Cómo puedo arreglar mi coche para la primavera?

Por PA/TPN, in Estilo de Vida, Coches · 28-03-2021 08:00:00 · 0 Comentarios

Con las noches cada vez más cortas y los días más largos, es justo decir que mucha gente se siente un poco más alegre con respecto a los meses que se avecinan.
Con la llegada de la primavera, es probable que la gente busque darle un toque a su casa, y lo mismo puede hacerse con su coche.

1. Líquidos y niveles

Ya que estamos aquí, es una buena idea revisar los niveles de líquidos de tu coche para asegurarte de que están al día. Para comprobar el aceite, retira la varilla de medición (normalmente indicada con un asa amarilla en el compartimento del motor) y límpiala con un trapo o una toalla de papel. A continuación, vuelva a colocarla en el motor y extráigala una vez más; debería mostrarle la cantidad de aceite a través de un indicador en la propia varilla. Si está bajo, ajústalo con el aceite adecuado para tu vehículo.

Comprueba también el líquido del limpiaparabrisas. La botella de líquido limpiaparabrisas, que tiene un tapón azul con el logotipo del limpiaparabrisas, también debería tener niveles para leer. Si está bajo, rellénalo con el líquido lavaparabrisas adecuado; tampoco caigas en la tentación de usar sólo agua.

2. Neumáticos

Si tu coche ha estado parado durante un tiempo, es muy probable que los neumáticos hayan perdido un poco de presión. Puedes ajustarlos con un compresor casero que se conecta a la toma de 12 voltios de tu coche, o con un inflador de neumáticos en una gasolinera o un taller.

Comprueba las presiones recomendadas por el fabricante (normalmente las encontrarás en el manual del coche, detrás del tapón del depósito o en pegatinas en los cierres de las puertas) y ajusta los neumáticos en consecuencia.

3. Interior

Bien, ahora pasemos a la limpieza. Es buena idea empezar con un aspirado a fondo, retirando las alfombrillas para asegurarte de que llegas a todos los rincones. No te olvides de aspirar los laterales de los asientos, cambiando a una boquilla fina para llegar a las zonas de difícil acceso. También hay que dar un buen repaso a los asientos.

Ahora que has aspirado todas las zonas clave, puedes empezar a limpiar. Busca un limpiador de alfombras apto para coches y aplícalo en zonas como la alfombra y los asientos, sin olvidar las alfombrillas. Utiliza un cepillo de cerdas duras para hacer penetrar el producto en el material, siguiendo las indicaciones del fabricante sobre el tiempo que debe dejarse.

Una vez más, utiliza un limpiador apto para coches para tratar todas las superficies más duras del vehículo. Es posible que quieras utilizar un limpiador antibacteriano sin lejía para tratar también todas las zonas que más se tocan, como el volante y la palanca de cambios.

También merece la pena limpiar el interior del parabrisas y las ventanillas. De nuevo, utiliza un limpiador específico para cristales junto con una toalla de microfibra limpia para garantizar una limpieza sin rayas.

4. Exterior

Intenta empezar con un prelavado. Hay un montón de limpiadores específicos para este trabajo, incluyendo champús y "espumas de nieve" - este último crea una capa similar a la nieve en el coche cuando se utiliza con una lavadora a presión. Este primer nivel de tratamiento ayuda a eliminar todo el polvo de la superficie del coche, al tiempo que afloja las zonas de suciedad más resistentes.

En este punto, también limpiaremos las ruedas y los neumáticos. Aunque puede ser tentador hacerlo en último lugar, hacerlo puede significar que el agua y la suciedad caigan sobre la pintura recién limpiada, así que quítala ahora con un limpiador a medida.

A continuación, puedes pasar un estropajo de microfibra. Por supuesto, en caso de apuro, una esponja está bien, pero asegúrate de que esté limpia: no querrás dañar accidentalmente la pintura si utilizas una esponja sucia. Evita también los movimientos circulares al limpiar, ya que a veces puedes frotar la arena y la arenilla en la pintura y dañarla aún más: hazlo en líneas rectas y trabaja de arriba a abajo, ya que estas zonas inferiores serán las más sucias.

No te olvides de zonas como los pasos de rueda y las zonas inferiores de la parrilla, que son las que más arena y sal acumulan durante los meses de invierno y requieren una limpieza extra.

Una vez que hayas terminado, merece la pena limpiar las gotas de agua con un paño de microfibra limpio, ya que así evitarás que se sequen y dejen antiestéticas marcas en el exterior de tu coche, arruinando todo el trabajo realizado.


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.