Los datos, compartidos por la Federación Internacional de la Industria Discográfica (IFPI), muestran que, en un año de la pandemia del covid-19, ese aumento de los ingresos fue resultado de un crecimiento del 18,5% en el número de suscripciones en plataformas de streaming, como Spotify y Apple Music.

De los 18.100 millones de euros de ingresos globales que la industria discográfica obtuvo en 2020, 11.200 millones de euros procedieron del streaming.

Según la federación, a finales de 2020 había 443 millones de usuarios con una suscripción de pago a plataformas de streaming de música.

La IFPI recuerda que 2020 fue el sexto año consecutivo de crecimiento de los ingresos de la industria discográfica.

Los ingresos por venta de música aumentaron un 3,5% en Europa y un 7,4% en Estados Unidos y Canadá.

A la cabeza de los artistas que más vendieron y ganaron, a nivel mundial, en 2020, están los surcoreanos BTS, el fenómeno de la música pop -llamado K-Pop- con el álbum "Maps of the soul", seguidos por el músico canadiense The Weeknd ("After hours") y la cantante estadounidense Billie Eilish ("When we all fall asleep, where do we go?").

El líder de las audiciones en streaming es The Weeknd, con el tema "Blinding lights".