La víctima, de 41 años, "se sintió mal en el agua, quedó inconsciente, fue sacado del agua a la playa por los surfistas, fue sometido a maniobras de reanimación, pero sin éxito", dijo Paulo Agostinho a la agencia de noticias Lusa.

Según el comandante de la capitanía de Cascais, el hombre tenía problemas de salud y ya se había producido un episodio similar hace 15 días.

Por ello, añadió, sólo la autopsia podrá determinar si la muerte fue causada por ahogamiento.

La alerta se dio a las 13:30 horas, y hasta el lugar se movilizaron 10 operativos y cinco vehículos de la Policía Marítima, elementos y recursos del Instituto Nacional de Emergencias Médicas y bomberos, entre ellos dos ambulancias y una moto de agua de la estación de socorrismo de Ericeira.

El jefe de la capitanía de Cascais dijo también que el buen tiempo y la relajación de las medidas de cierre están atrayendo a los ciudadanos a las playas, pero advirtió que la mayoría no tiene vigilancia para el baño.