De fan a fam

Por Jake Cleaver, in Estilo de Vida · 30-04-2021 01:00:00 · 0 Comentarios

El artista plástico cuarteirense vuelve a casa y expone en su ciudad natal.

A veces, las cosas salen bien. Una tarde había quedado con el artista Nuno Viegas (también conocido como Metis). Me confundí un poco y supuse que nos encontraríamos en su exposición en el paseo marítimo de Quarteira (en la Galería de Arte Praça do Mar), cuando en realidad me esperaba en su estudio, donde estaba ocupado preparando su próxima exposición en Lisboa en junio. Y no es de extrañar, ya que me dio tiempo a ver su obra con detenimiento. Porque una cosa es ver sus fotos en Instagram (@nunoviegas.pt) y otra muy distinta es verlas de verdad.

Porque "reales" es lo que son. Toda la obra de Nuno tiene un aspecto 3D, y si eso no es suficiente para convencerte de que sus creaciones están realmente "flotando" en el aire, incluso proyectan una sombra muy convincente. Mientras recorría la galería, me sentí muy tentado de "meter la mano" y coger un avión de papel, estrechar una de las manos flotantes o incluso meter los dedos en los profundos y vacíos agujeros de los ojos de los hombres aparentemente invisibles envueltos en sus increíbles "máscaras de camiseta". Estaba bastante seguro de que, o bien mi mano atravesaría la pared, o bien el hombre diría "ouch" (pero, por supuesto, resistí la tentación).

Nuno está muy ocupado y no ha tenido tiempo de crear material nuevo para esta exposición, por lo que ha optado por llenar la galería con sus obras favoritas que ha conservado a lo largo de los años y que marcan su evolución como artista. Pero también me di cuenta de que no sólo se exponía la obra de Nuno, sino que también se mostraban los increíbles cuadros de otros artistas. Empecé a entender que éste es el concepto de esta exposición y, de hecho, el motivo por el que se llama "De Fan a Fam". Verás, también ha aprovechado la oportunidad para exponer la obra de otros artistas de los que era un gran admirador y que, cuando se fue de viaje, conoció, se hizo amigo de ellos y ahora los considera parte de su familia. Como dije al principio, fue bueno que las cosas funcionaran así, ya que cuando llamé a Nuno y me dirigí a su estudio (donde debería haber estado en primer lugar) yo mismo me había convertido en un gran "fan" de él.

Nuno es un tipo superguay y tranquilo. Se tomó un descanso de su último lienzo y nos sentamos entre sus pinturas, bolígrafos y botes de spray para tomar un café y charlar. Nuno me contó que creció en Quarteira y que, aunque su pasión por el grafiti comenzó cuando era adolescente, nunca fue su plan convertirse en artista. En un principio, estaba estudiando Informática en la Universidade do Algarve, y estaba bastante avanzado en ese camino cuando decidió cambiar de táctica y estudiar Artes Visuales en su lugar. Pero incluso esto, dijo Nuno, no era pintura y tenía más que ver con la fotografía y el trabajo de instalación de vídeo.

Sin embargo, todo este aprendizaje sobre ordenadores y tecnología le ha servido, diría yo, de mucho. Decidido a descubrir los trucos del oficio y cómo da vida a sus creaciones, le pedí que compartiera conmigo un poco de su proceso. Me dijo que se apoya mucho en la tecnología para su trabajo y me mostró cómo primero toma fotos en la vida real de las imágenes que quiere crear. Esto le permite ver cómo sería realmente su visión y dónde caería la sombra, por ejemplo, y luego, tras un poco de trabajo de Photoshop (y cuando el cuadro ya parece una obra de arte), se pone a recrearlo en el lienzo.

¿Pero dónde estaba yo? Ah, sí, sólo cuando Nuno dio el valiente paso de dejar Portugal y se fue a Rotterdam, en Holanda, en 2014, donde conoció a un pintor local que lo tomó bajo su tutela y al que considera su "padrino" en el mundo del arte urbano, Nuno empezó a pintar en serio.

Todas las obras de arte de Nuno, desde sus pinturas hasta sus enormes murales (uno de los cuales realizó recientemente en Quarteira como parte del movimiento @sou_quarteira), tienen como tema central el "mundo del grafiti". Sus obras características incluyen esos hombres invisibles envueltos en sus máscaras de camisetas de gran realismo (que representan a los "fantasmas" anónimos que son los grafiteros callejeros), manos flotantes salpicadas de pintura y coronas de origami doradas (que son una hermosa versión de una "etiqueta" común de los grafiteros, utilizada para indicar que el garabateador, o su equipo, son los "reyes" de la calle). Sin embargo, los aviones de papel de origami son un poco más personales y representan cómo solía garabatear en clase en trozos de papel, pero ahora esos dibujos han tomado forma y han despegado, elevándose a grandes alturas y dándole un futuro que nunca podría haber imaginado.

Aunque la pandemia frenó las cosas para Nuno, su arte le ha permitido viajar a diferentes lugares del mundo donde pinta en festivales y expone su arte en museos y galerías. Esto le ha dado la oportunidad de entablar amistades y conexiones para toda la vida con artistas que cuando era más joven veneraba como dioses. Ahora colabora con ellos y expone sus obras, junto con las suyas, en su ciudad natal.

La exposición estará abierta hasta el 29 de mayo, así que si estáis paseando por la orilla del mar en Quarteira, os recomiendo que vayáis a verla por vosotros mismos.



Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.