Aumenta el temor a una guerra fría entre China y Australia, a medida que se intensifican las tensiones

Por TPN, in Mundo, Asia · 06-05-2021 16:08:00 · 0 Comentarios

China ha anunciado la suspensión de un pacto de cooperación económica con Australia tras el anuncio del mes pasado de la intención de Canberra de revocar un acuerdo sobre la iniciativa china de la "Nueva Ruta de la Seda".

La agencia de planificación china declaró que Australia "pretende interrumpir el comercio normal y la cooperación con China con una mentalidad de "guerra fría" y discriminación ideológica".

Como consecuencia de las intenciones de Australia, Pekín ha decidido suspender indefinidamente el "Diálogo Económico Estratégico Sino-Australiano" y "todas las actividades" relacionadas, según la agencia de planificación.

Las tensiones entre los dos países han empeorado lentamente desde 2018, debido a una serie de desacuerdos, como la tecnología de la red móvil 5G a los cargos de espionaje, el tratamiento sobre Hong Kong, o el origen del nuevo SARS-COV-2, conocido como COVID-19 que es el virus responsable de la pandemia.

La suspensión se debe al anuncio del mes pasado del Gobierno australiano, en el que explicaba que pondría fin a un acuerdo firmado por el estado de Victoria (sureste de Australia) para unirse a la "Nueva Ruta de la Seda".

El proyecto "Nueva Ruta de la Seda" fue lanzado por el presidente chino, Xi Jinping, en 2013, y pretende mejorar los lazos comerciales entre tres continentes -Asia, Europa y África- mediante la construcción de puertos, ferrocarriles, aeropuertos o parques industriales.

Pekín había denunciado entonces una "medida irrazonable y provocadora" adoptada por Canberra.

Las relaciones entre Pekín y Canberra se han intensificado especialmente desde que el año pasado el primer ministro australiano, Scott Morrison, pidiera una investigación internacional sobre el origen del COVID-19.

China -el primer país afectado por la pandemia, ya que el virus se originó en Wuhan- calificó la petición de Australia de hostil y políticamente motivada.

En represalia, Pekín adoptó una serie de medidas contra Australia, que podrían tener consecuencias económicas, como medidas sobre productos australianos como la cebada, la carne de vacuno y el vino.

Además, Canberra aprobó en 2020 nuevas leyes que permiten al país cancelar cualquier acuerdo entre representantes de un Estado australiano y terceros países -que se considere una amenaza para el interés nacional-.

Según la Constitución australiana, el Gobierno federal es responsable de Asuntos Exteriores y Defensa, y los estados y territorios de áreas como Sanidad y Educación.



Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.