Dos extranjeros imputados por presunto tráfico de personas en el Alentejo

Por TPN/Lusa, in Noticias, Alentejo, Crimen · 14-05-2021 17:44:00 · 0 Comentarios

Dos extranjeros y una empresa fueron acusados esta semana por el Ministerio Público del distrito de Grândola (Setúbal) por presuntos delitos de tráfico de personas, ayuda a la inmigración ilegal y contratación de mano de obra ilegal.

En un comunicado, el Servicio de Extranjería y Fronteras (SEF) explicó que el Ministerio Público (MP) ha imputado a un hombre y una mujer extranjeros, de 77 y 57 años, respectivamente.

El escrito de acusación, presentado "esta semana", dijo a Lusa una fuente del SEF, apunta también a una empresa propiedad del hombre extranjero, por delitos de tráfico de personas, ayuda a la inmigración ilegal y contratación de mano de obra ilegal.

Este caso se remonta a una investigación denominada "Espace" que se inició en diciembre de 2019, por parte del SEF, en la región del Alentejo.

En esta investigación se identificaron "tres víctimas de trata de seres humanos de nacionalidad extranjera", más concretamente "una pareja, de 40 y 46 años, y su hijo de 21 años", reveló el SEF.

Estas personas fueron reclutadas "en su país de origen, para trabajar para los acusados sin obedecer las formalidades legales requeridas para ello".

"De las víctimas de la trata, el hombre llegó primero a Portugal, y posteriormente se le unieron su mujer y su hijo", informó.

El objetivo de los tres era "rehacer su vida aquí, trabajando para los acusados en la construcción y mantenimiento de un complejo turístico donde tendrían su propia casa".

"El matrimonio y su hijo acabaron en total dependencia de los demandados, sometidos a exigencias cada vez mayores, con imposición de jornadas de trabajo excesivas, sin derecho a tiempo libre y sin pago de las condiciones salariales pactadas", señaló el SEF.

Según el comunicado, "los acusados también contrataban a otros trabajadores extranjeros en situación irregular en Portugal, aprovechándose de su situación precaria y vulnerable".

La acción operativa para cumplir con las órdenes judiciales fue llevada a cabo por el SEF en octubre de 2020.

Uno de los acusados, tras ser presentado en el juzgado, fue sometido a prisión preventiva, pero actualmente esta medida de coerción se transforma en la obligación de permanecer en el domicilio.

Según el SEF, "las víctimas regresaron a su país de origen por su propia voluntad".



Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.