Controles aleatorios

Por Daisy Sampson, in COVID-19 · 11-06-2021 01:00:00 · 0 Comentarios

Los españoles se disculpan por la debacle fronteriza

Lo que empezó con la noticia de que durante el fin de semana el gobierno español había impuesto restricciones fronterizas a los portugueses que entraran en el país, terminó con una disculpa y una revocación de la decisión.

La legislación aprobada durante el fin de semana, que entró en vigor a principios de la semana, exigía a los turistas que entraran en España que tuvieran la documentación que acreditara que tenían un test de Covid-19 negativo, una vacuna o una prueba de que se habían recuperado de la enfermedad. Esta legislación también incluía que los turistas portugueses que entraran en España en coche o tren debían cumplir las mismas condiciones que los que viajaran en avión o barco.

La noticia fue recibida con confusión por el gobierno portugués, y el presidente Marcelo Rebelo de Sousa declaró que toda la situación le parecía "muy extraña".

El lunes declaró: "Naturalmente, habiendo venido de España hace dos días, me parece no sólo extraño, sino muy extraño que esto haya ocurrido sin que el gobierno portugués haya dicho una palabra", lo que le llevó a añadir que, de continuar la situación, el gobierno tendría que considerar "un acuerdo recíproco".

El martes, España había adoptado la postura de negar cualquier forma de control fronterizo y en su lugar se refería a una medida de "controles aleatorios".

Según un informe de Lusa, las autoridades españolas confirmaron que se llevarían a cabo "controles aleatorios" dentro del territorio español, pero mantuvieron que a los viajeros al país se les exigiría un test Covid-19 negativo, un certificado de vacunación o un certificado de recuperación de la enfermedad.

Según una fuente del Ministerio de Sanidad español, "existe la obligación de tener la documentación y si, por casualidad, hay un control aleatorio, hay que presentarla".

"Esta será la norma general", pero no habrá "controles físicos permanentes" en las fronteras terrestres, sólo habrá inspecciones "aleatorias", como ocurre actualmente en el Acuerdo de Schengen.

Estas certificaciones incluían entonces una prueba diagnóstica Covid-19 negativa (realizada en las 48 horas anteriores), que puede ser PCR o antígeno, certificado de vacunación o certificado de recuperación de la enfermedad.

Las fuentes aseguraron que en la frontera terrestre con Francia se aplica la misma norma.

Cambio de opinión

Ese mismo día, el ministro portugués de Asuntos Exteriores, Augusto Santos Silva, anunció que España modificaría la norma que exige la presentación de una prueba de vacunación contra el Covid-19 o un test negativo en las fronteras terrestres con Portugal.

"Tuvimos contactos muy intensos a todos los niveles con el Gobierno español durante la tarde y la noche de ayer [lunes] e incluso anoche recibimos la confirmación por parte de las autoridades españolas de que, efectivamente, se trataba de un lapsus que sería corregido hoy y, por lo tanto, eso es lo que ocurrirá", dijo el ministro.

Al final del día, el Gobierno español había pedido disculpas por la "confusión" y dijo que procedería el 9 de junio a revisar "todo el documento" que obliga a viajar con un certificado de vacunación entre Portugal y España.

"El propio Ministerio de Sanidad [español] ya ha transmitido que efectivamente, en lo que se refiere a los viajes por tierra con Portugal, se va a volver a donde se estaba. Es decir, no se va a exigir ningún tipo de prueba, ningún tipo de protocolo adicional más allá de lo que ya se pedía", dijo María Jesús Montero en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros español.



Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.