La Autoridad Sanitaria Regional del Algarve decidió el domingo suspender las clases del 1º y 2º ciclo, a partir de hoy, en los municipios de Albufeira, Faro, Loulé, Olhão y São Brás de Alportel, debido a la "gravedad de la situación".

En un comunicado, los diputados del PSD elegidos por el Algarve consideran que la decisión "revela una falta de respeto hacia los padres", por perturbar la organización familiar en las próximas semanas, ya que hay "personas que trabajan, muchas de las cuales no tienen para cuidar de los niños".

Los diputados dicen desconocer el fundamento de la decisión, si es estrictamente necesaria, ya que no se está adoptando en otras regiones con idéntica evolución de la pandemia, como Lisboa, y se preguntan "cuál fue el asesoramiento científico que la motivó".

En un comunicado, la Autoridad Sanitaria Regional del Algarve explicó que la decisión se basa en la existencia de "816 casos activos confirmados de covid-19" en la región.

Según esa autoridad, la tasa de incidencia a 14 días por cada 100.000 habitantes era de 583 en Albufeira, 329 en Faro, 448 en Loulé, 403 en Olhão y 326 en São Brás de Alportel.

"Esta medida, decidida (...) con el fin de contener las cadenas de transmisión, por un período de 12 días a partir del lunes 28 de junio, coincidiendo con el final del curso escolar, será objeto de un seguimiento permanente y se revisará en el el 9 de julio, con un análisis de la situación epidemiológica de los municipios en esa fecha", se puede leer en la nota firmada por la Delegada Regional de Salud del Algarve, Ana Cristina Guerreiro.