La medida fue aprobada el 8 de julio por el Consejo de Ministros y se aplica independientemente del índice de incidencia existente en la comarca donde se encuentra el establecimiento turístico y el alojamiento local.

"La exigencia de pruebas en los hoteles es en todo el territorio nacional y todos los días", dijo la ministra de la Presidencia, Mariana Vieira da Silva, subrayando que la medida no abarca a los niños menores de 12 años.

La medida, dijo la ministra, continúa la estrategia que se ha tomado con el fin de extender el uso del certificado digital o el requisito de una prueba negativa.

El ministro de Economía, Pedro Siza Vieira, dijo que el certificado digital o la prueba se presenta en el momento de la facturación.