EFT es el acrónimo de Emotional Freedom Techniques (Técnicas de Libertad Emocional), también conocido como tapping de meridianos, que es una poderosa técnica de alivio del estrés, que combina los principios de la antigua acupresión china y la psicología moderna.

Este enfoque pretende llegar a la raíz del problema, para entender qué puede estar causando el malestar y luego aplicar el tratamiento a través de los puntos de los meridianos.

"Todo está conectado", empezó a explicar Miriam, practicante de EFT en el Algarve. De hecho, cuando tenemos un determinado sentimiento puede tener una reacción física, como cuando estamos enfadados podemos sentir tensión en los músculos o cuando estamos tristes podemos llorar.

"Así que en EFT lo que combinamos es la antigua acupuntura que llevamos utilizando desde hace miles de años y la psicología moderna, porque el cerebro, la mente y el cuerpo están conectados y tienen una enorme influencia entre sí.
Por ejemplo, "cuando estás enfermo sientes emociones, te sientes frustrado o triste, enfadado o, cuando tienes emociones puedes sentir las reacciones físicas, puedes ver esa comunicación".

No a todo el mundo le gustan las agujas, algunas personas las odian. Con esta técnica se pretende utilizar los mismos meridianos (en los que se colocan las agujas en acupuntura), pero sin recurrir a las agujas que tanta gente teme.
"En EFT no utilizamos las agujas, sólo usamos los puntos de golpeo, y los puntos de los meridianos para que la energía vuelva a fluir", dijo Miriam a The Portugal News.

¿Qué es la amigdala? Cuando piensas en el amigdala, debes pensar en una cosa: el miedo. El amigdala es la razón por la que tenemos miedo de los acontecimientos que están fuera de nuestro control. También ordena la forma en que reaccionamos ante ciertas situaciones que vemos como potencialmente amenazantes o peligrosas: "Si estás en el bosque y espantas un tigre, la amigdala te da una señal: ¡corre! O te quedas congelado y no puedes moverte" (son dos reacciones probables cuando diferentes personas se enfrentan al miedo).

Este pequeño órgano que debería sernos muy útil, ya que permite a nuestro cerebro saber cuándo está en peligro; hoy en día se activa todo el tiempo, como si estuviéramos siempre en peligro, lo que repercute en nuestro bienestar.

Por eso, "hoy en día sufrimos mucho estrés. Antiguamente, cuando veías al tigre, huías de él y entonces la amigdala se calmaba de nuevo. Hoy en día la amigdala está siempre encendida, pero con el tapping somos capaces de enviar una señal a la amigdala para que se calme".

Según Miriam: "Investigaciones científicas de la Escuela de Medicina de Harvard han demostrado que al aplicar EFT se envía una señal tranquilizadora a una parte del cerebro llamada amigdala y disminuye los niveles de cortisol (hormona del estrés) en el cuerpo".
Especialmente en tiempos de pandemia, saber gestionar el estrés y la ansiedad parece ser la clave: "Hay mucho estrés debido a esta pandemia y es muy bueno si puedes tomar el control de la relajación de tu cuerpo, porque si te aferras a tanto estrés o a sentimientos negativos del pasado, a la larga puede crear una enfermedad".

Psicología moderna y Tapping

La parte de EFT vinculada a la psicología moderna se ocupa de explorar los patrones negativos que formamos en torno a nuestros pensamientos incómodos o recuerdos perturbadores.

Después de intentar averiguar qué hay detrás de los patrones mentales negativos, empezamos a hacer tapping mientras decimos algunas palabras centradas en el problema que hemos descubierto, para aceptar el viejo patrón y luego destruirlo y sustituirlo por uno mejor y más positivo.

¿Todos tenemos traumas que superar? Parece probable, aunque no seamos conscientes de ello. Lo cierto es que todos experimentamos la vida: "Quizá te ocurrió algo en el colegio, quizá la forma en que te trataron tus padres, quizá has oído que el dinero no crece en los árboles. De hecho, el 95 por ciento de cómo actuamos está programado desde nuestro subconsciente, sólo el cinco por ciento es de lo que somos conscientes. Somos como una esponja absorbente".

"Mientras nos centramos en el núcleo del problema, damos suaves golpecitos con los dedos en determinados puntos de los meridianos, principalmente en la cara y las manos. Este golpeteo activa el sistema energético y ayuda a liberar emociones y dolores estancados que están atrapados en el cuerpo. Los resultados suelen ser sorprendentes y rápidos", explica Miriam.

La técnica es suave, no tiene efectos secundarios y es fácil de aprender y aplicar a nosotros mismos, lo cual es uno de los beneficios de tener una sesión online.

Sí, una sesión de EFT también se puede hacer online y funciona muy bien. Aunque Miriam admite que prefiere el contacto cara a cara con las personas, reconoce que ambas formas son igual de efectivas, teniendo la online una ventaja.

El paciente aprende fácilmente la técnica y puede aplicarla por sí mismo. Esto se debe a que, en una sesión presencial, es Miriam la que toca al paciente, mientras que en la sesión de Zoom es el paciente el que hace tapping, siguiendo los movimientos de Miriam, además de repetir las frases que Miriam va diciendo durante la sesión.

En otras palabras, además de ser una buena alternativa ahora en tiempos de pandemia, la sesión online es también una forma de empoderar a las personas con las herramientas de EFT.

¿Estás interesado en saber más sobre EFT? Para más información o para reservar sesiones, envíe un correo a efttappingalgarve@gmail.com o llame al 914 810 371.