El Departamento de Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Salud Ricardo Jorge (INSA ) ya ha analizado 13.256 secuencias del genoma del nuevo coronavirus, obtenidas de muestras recogidas en más de 100 laboratorios, hospitales e instituciones, que representan a 297 municipios de Portugal. "Entre las nuevas secuencias analizadas, la variante Delta (B.1.617.2) es la variante más prevalente en Portugal, con una frecuencia del 98,3 por ciento en la semana 29 (del 19 al 25 de julio), siendo superior al 95 por ciento en todas las regiones", señala el "Informe de situación sobre la diversidad genética del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en Portugal" publicado hoy en la web del INSA .

Según los datos, la frecuencia relativa de la variante Delta en este periodo fue del 100 por ciento en el Norte, Algarve y Región Autónoma de Madeira, del 97,6 por ciento en las regiones Centro y Alentejo, del 97,2 por ciento en Lisboa y Vale do Tejo y del 95 por ciento en la Región Autónoma de las Azores. Los investigadores del INSA señalan que, del total de secuencias de la variante Delta analizadas hasta la fecha, 62 presentan la mutación adicional K417N en la proteína Spike (sublinaje AY.1). "Este sublinaje ha mantenido una frecuencia relativa inferior al 1 por ciento desde la semana 24 (del 14 al 20 de junio) , habiéndose detectado seis casos en el periodo de las semanas 28 (del 12 al 18 y al 29 de julio) y 29 (del 19 al 25 de julio). )", refieren.

El informe sobre la diversidad genética del SARS-CoV-2 también indica que la frecuencia relativa de las variantes Beta (B.1.351) y Gamma (P.1), inicialmente asociadas a Sudáfrica y Brasil (Manaos), respectivamente, se mantiene a la baja y sin tendencia al alza. Ambas tenían una frecuencia del 0,4 por ciento en la semana 29, según los datos recogidos hasta la fecha, subrayan, y añaden que no se han detectado nuevos casos de la variante Lambda (C.37), de marcada circulación en las regiones de Perú y Chile.

Entre otras variantes de interés en circulación en Portugal, el INSA destaca las variantes B.1.621, inicialmente detectada en Colombia, y Eta (B.1.525), inicialmente detectada en Nigeria, que presentan mutaciones en la proteína Spike, que son compartidas con algunas de las variantes preocupantes. Estas variantes tienen una baja frecuencia en Portugal, habiéndose detectado por debajo del 0,8% (B.1.621) o del 0,3% (Eta B.1.525) desde la semana 25 (del 21 al 27 de junio), señala el documento.

En el marco del seguimiento continuo de la diversidad genética del SARS-CoV-2 que desarrolla el INSA, se ha analizado una media de 601 secuencias por semana desde principios de junio de 2021. En este muestreo participaron laboratorios distribuidos por los 18 distritos del continente y las regiones autónomas de Azores y Madeira, cubriendo una media de 118 municipios por semana.

A partir de junio, el INSA adoptó una nueva estrategia de seguimiento continuo de la diversidad genética del nuevo coronavirus en Portugal, que se basa en un muestreo semanal a nivel nacional. "Este enfoque permitirá una mejor caracterización genética del SARS-CoV-2, ya que los datos se analizarán de forma continua, y ya no habrá intervalos de tiempo entre los análisis", subraya el instituto.