Portugal logró el 3 de agosto una victoria que sólo había conseguido en otras dos ocasiones, dado el tercer bronce conquistado por Fernando Pimenta en K1 1.000 metros.

Fernando Pimenta, de 31 años, que se había proclamado subcampeón olímpico en Londres2012, en K2 1.000 metros, junto a Emanuel Silva, terminó la prueba de K1 1.000 metros en Tokio2020 en 3.22.478 minutos, justo por detrás de los húngaros Balint Kopasz, nuevo plusmarquista olímpico, con 3.20.643, y Adam Varga (3.22.431).

Portugal suma ya 27 medallas en los Juegos Olímpicos (cuatro de oro, nueve de plata y 14 de bronce), dos de ellas en piragüismo, ambas con la participación de Fernando Pimenta, que pasa a formar parte del restringido grupo de atletas portugueses con dos medallas en la mayor cita deportiva del mundo.

En la capital japonesa, el primero en subir al podio fue Jorge Fonseca, consiguiendo la medalla de bronce en judo, seguido de Patrícia Mamona, con la plata por un salto de 15,01 metros, nuevo récord nacional.

Ahora, fue el piragüista, que ya tenía una medalla de plata en su currículum junto a Emanuel Silva, en Londres 2012, quien sumó un nuevo podio para Portugal en la Hidrovía del Bosque del Mar.

Los Ángeles 1984 trajo el primer oro de la historia nacional en unos Juegos Olímpicos, con la victoria en el maratón de Carlos Lopes, con António Leitão, en los 5.000 metros, y Rosa Mota, en el maratón, logrando el bronce.

Carlos Lopes, que venía de ser plata en los 10.000 metros de Montreal1976, ganó la primera de las cuatro medallas de oro de la historia de Portugal en la ciudad norteamericana.

Lesionado en Moscú1980, el maratonista portugués se convirtió en el primer héroe olímpico nacional con un récord de 2:09.21 horas, que sólo sería superado en Pekín2008, por el keniano Sammy Wanjiru.