El Gobierno ha elaborado un diploma, publicado en el Diário da República, que establece las directrices para los servicios sin cita previa en las tiendas de los ciudadanos. En declaraciones a Lusa, el miembro de la Agencia de Modernización Administrativa Paulo Mauritti explicó que el objetivo es, con la planificación, volver a la normalidad en septiembre, si la evolución de la pandemia y la vacunación lo permiten.

"Si la evolución de la pandemia lo permite, estamos creando formas de estar preparados para el regreso de las tiendas en septiembre con horarios de apertura, y servicio completo y continuo", dijo. Paulo Mauritti advirtió que aunque la atención presencial en las 60 tiendas de Ciudadanos es importante, todavía hay medios alternativos de atención que deben seguir siendo utilizados.

Según el diploma del Ministerio de Modernización del Estado y de la Administración Pública, por Resolución del Consejo de Ministros, que modifica las medidas aplicables en situación de catástrofe, en el ámbito de la pandemia del Covid-19, se preveía la aplicación de medidas en función de la progresión de la pandemia. Según esta resolución, cuando se alcance el nivel del 70 por ciento de la población con vacunación completa, el Gobierno deberá determinar la aplicación de determinadas medidas de descontaminación, es decir, que las tiendas de atención al ciudadano comenzarán a prestar asistencia presencial sin necesidad de cita previa.

Más de 6,7 millones de personas (el 66%) residentes en Portugal han completado la vacunación contra el Covid-19, revela el informe semanal de la Dirección General de Salud publicado el martes. Según el informe de vacunación, hasta el domingo 6,76 millones de personas (66 por ciento) habían completado la vacunación y 7,79 millones (76 por ciento) habían tomado al menos una dosis de la vacuna.

El diploma aparece ahora de acuerdo con lo definido por la resolución, anticipando un conjunto de directrices para el funcionamiento de las Tiendas del Ciudadano en este contexto, considerando que la Agencia para la Modernización Administrativa, como entidad gestora de la red de Tiendas del Ciudadano, debe considerar algunas directrices.

Además de reanudar el horario de apertura y la atención completa y continuada, se aconseja conciliar el servicio sin cita previa y el servicio previamente programado, para que no se vea perjudicado. Por otro lado, el diploma indica que los servicios sometidos a una mayor demanda deben encontrar soluciones para una mayor capacidad de respuesta, concretamente revisando los horarios, afectando a los trabajadores para la clasificación o la programación y destacando las estaciones de servicio para el servicio sin cita previa y/o intercalando ambas llamadas.

Los ciudadanos que no puedan recibir asistencia durante su viaje deben recibir una cita a tiempo. La entrada a estos servicios con acompañantes sólo debe admitirse cuando sea imprescindible y el número de contraseñas que se pueden distribuir a los ciudadanos sin cita previa, en cada entidad, debe ser comunicado al coordinador/Unidad de Gestión del respectivo establecimiento, antes de la apertura, asegurando su publicidad.

En los Espacios Ciudadanos ubicados en las Tiendas Ciudadanas que dispongan de más de un punto de atención, uno de ellos deberá destinarse preferentemente a la atención sin cita previa y el otro a la atención programada. En el diploma al que ha tenido acceso Lusa, el Gobierno también señala que se debe respetar en todo momento la ocupación máxima de la tienda, siempre teniendo en cuenta la información del sistema de recuento de personas en el interior de las tiendas que lo tienen. Los ciudadanos en espera (con o sin cita), que superen el aforo autorizado, deberán esperar fuera del local, cumpliendo las normas de distanciamiento social. Se prohibirá la entrada a las Tiendas del Ciudadano a quienes no realicen la higiene de manos en la entrada o no lleven mascarilla o visera.