"De acuerdo con lo previsto en el nuevo reglamento de la Ley del Cine y, en concreto, en lo que se refiere al tipo del 1 por ciento aplicable a los operadores de servicios audiovisuales a la carta por suscripción, el ICA estima que la previsión de ingresos para 2022 se situará entre 1, 0 [millones] y 1,2 millones de euros", señala el instituto.

La cantidad implica que el ICA no espera que sea necesario recurrir al punto de la ley que establece que, si no es posible determinar los "beneficios relevantes" de un servicio de streaming, la tasa a pagar corresponde a 1 millón de euros.

Esta tasa fue aprobada por el Parlamento en octubre, con los votos a favor del PS y del PAN. El 25 de agosto, el Gobierno publicó en el Diário da República el reglamento de la nueva Ley del Cine, que determina que la tasa del 1 por ciento debe ser entregada al ICA por estas plataformas antes del 30 de abril del año siguiente al que se refiere.

Las tasas provendrán de los servicios de pago como Netflix, HBO Portugal, Disney+, Amazon Prime Video, entre otros. La ley también determina obligaciones de inversión en contenidos por parte de estas empresas, también en función de los "beneficios relevantes".