Según datos de la consultora Gfk, entidad independiente que en Portugal audita y contabiliza las ventas de libros a lo largo del año, durante los seis primeros meses del año el precio medio de los libros aumentó ligeramente, un 4,2%, hasta el equivalente a 12,98 euros de media.

Las categorías de libros más vendidas fueron "Técnica / Científica" y "Vida práctica / Ocio / Noticias", que registraron subidas del 22,9% y el 23,2% respectivamente.

En cuanto a los canales de venta, las librerías fueron los espacios más elegidos por los consumidores para la compra de libros, correspondiendo al 61,6 por ciento del total, lo que se tradujo en un aumento del 16,9 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. Un 38,4 por ciento de las ventas de libros se realizaron a través de los supermercados.

Hace aproximadamente un año, en octubre de 2020, la venta de libros en Portugal se estaba recuperando de la abrupta caída que registró debido a la pandemia, pero aun así, siguió registrando un descenso del 15,8 por ciento.

Finalmente, GfK concluye que el interés por los libros electrónicos empieza a decaer y no ha podido mantener la evolución positiva que tuvo el año anterior.