Desde el 1 de julio de 2021, día en que entró en vigor la nueva directiva que modificó el régimen del IVA, todos los bienes importados de terceros países, incluidos los de hasta 22 euros, están sujetos al IVA, lo que supone el fin de la anterior exención del IVA en las compras comunitarias de hasta 22 euros. Todas las compras de bienes en sitios web con sede fuera de la UE pagan ahora el IVA y están sujetas a procedimientos aduaneros, independientemente de su valor.

Si antes ya había problemas en la entrega de mercancías desde el extranjero, ahora el escenario es mucho peor. Esta situación, según la información publicada por el Diário de Notícias, ha provocado que miles de pedidos estén retenidos en la aduana y sigan esperando su envío.

La directiva europea -que debía entrar en vigor a principios de año y, debido a la pandemia, acaba de hacerlo este verano- se aplica a todos los Estados miembros y modifica el régimen del IVA y la legislación complementaria de las transacciones fuera de la UE.

Además, una fuente oficial del CTT admitió a The Portugal News que se han producido retrasos en la entrega de mercancías en la UE. Para ellos, esta nueva directiva europea trajo cambios y ahora el mercado tiene que acostumbrarse a ella. Por el momento, según CTT, la complejidad del nuevo proceso y la inexperiencia de los vendedores fuera del espacio comunitario, con el nuevo procedimiento, están causando limitaciones.

"Tardamos menos de una hora en liberar el producto"

Sin embargo, la Agencia Tributaria (AT), entidad a la que pertenece la aduana, publicó una nota en su página web, el pasado 2 de septiembre, tras ser criticada y acusada de ser la causante de los retrasos, diciendo que tardaban menos de una hora en liberar un producto.

"Tras recibir la declaración aduanera de importación de CTT, AT procesa la declaración relativa al giro postal, realiza todas las validaciones requeridas y luego permite el despacho de la mercancía en menos de 1 hora", reza el comunicado de AT.

Según la AT, antes de enviar la declaración, CTT tiene que comprobar si la plataforma online a través de la cual se ha realizado la compra ha garantizado el pago del IVA, de lo contrario, CTT se pone en contacto con el cliente solicitando los documentos relativos al giro postal y al pago del IVA. A continuación, basándose en la información enviada por los clientes, CTT presenta la declaración aduanera de importación, solicitando a la aduana el despacho del pedido.

En la misma nota, la AT responsabiliza a CTT de las quejas que ha recibido la aduana. "Las quejas que la AT ha recibido en este sentido se refieren a pedidos de CTT, que o no presentaron ninguna declaración a la AT, o en casos en los que la AT ya ha autorizado el despacho de la mercancía, es decir, siempre antes o después de la intervención de la aduana", señalan, sugiriendo que los clientes se pongan en contacto directamente con CTT cuando tengan dudas al respecto.

Los vendedores no envían información sobre el pago del IVA

La misma fuente oficial del CTT dijo a The Portugal News que están haciendo todo lo posible para mejorar la situación y mitigar los retrasos; sin embargo, el CTT añade que hay más entidades involucradas que necesitan conocer las nuevas reglas para resolver el problema.

"El proceso aduanero actual de CTT se basa en la información de notificación previa de la empresa que vende las mercancías fuera de Europa", dijo CTT. Esto significa que la prueba del pago del IVA debe ser proporcionada por el vendedor al operador postal de destino -en este caso CTT- mediante un mensaje electrónico que cumpla con un protocolo específico.

Sin embargo, cuando este mensaje no es enviado por una empresa que vende la mercancía fuera de Europa - "lo que ha sido muy frecuente en esta primera fase - CTT no puede asegurar que el producto en cuestión tenga el IVA pagado y esto no permite su liberación para el envío al cliente final", añadiendo que "sólo es válida a estos efectos la información electrónica facilitada por el vendedor, por lo que ni siquiera es posible que CTT complete esta información, debido a la imposición de la AT, aunque la facilite el cliente", explicó CTT.

El proceso actual requiere que los vendedores sean conscientes de que tienen que empezar a dar más información a CTT. En este sentido: "CTT está trabajando para dar a conocer la nueva normativa", haciendo un llamamiento a sus clientes para que respondan a los avisos de despacho de aduanas y envíen información completa que permita a CTT completar los procesos en los plazos previstos.

CTT está disponible los días laborables entre las 8:30 y las 19:30 horas llamando al 21 047 16 16 o utilizando el formulario de contacto en https://www.ctt.pt/ajuda/contacto