La petición, que se puede encontrar aquí: https://www.change.org/p/sajidjavid-dhscgovuk-the-uk-government-should-provide-free-pcr-covid-tests-for-travel, pide que el gobierno del Reino Unido proporcione pruebas gratuitas de PCR Covid para viajar.

Neill Farkhondeh creó la petición, que al cierre de esta edición contaba con casi 500.000 firmas, y declaró a The Portugal News: "En un principio, inicié la petición porque me apasiona explorar el mundo y he pasado los últimos veinte años haciéndolo, también trabajo en el sector de los viajes y he visto cómo muchos compañeros se jubilaban anticipadamente o eran despedidos; proteger el empleo en el sector es fundamental.

"El alcance de la petición ha cambiado a medida que ha ido creciendo: no es una petición para los veraneantes, es una petición para cualquier persona que quiera o necesite viajar pero que simplemente no pueda permitírselo". Otro aspecto de la petición es el mercado de pruebas de Covid y las tarifas abusivas a las que se enfrentan los consumidores. Yo tuve mi propia historia de horror con una empresa de pruebas y cuando leo las razones por las que la gente ha firmado la petición, veo aún más: este mercado no se creó para hacer que los viajes fueran seguros, sino que es un esquema para hacerse rico rápidamente, con el respaldo del gobierno, que está costando a la gente sus puestos de trabajo, impidiendo que la gente visite a sus seres queridos y dejando al sector de los viajes en la estacada".

La petición ha cobrado un impulso considerable y ahora cuenta con el apoyo de otras entidades. Neill explicó: "El equipo de Change ha prestado un apoyo inmenso, especialmente Honor Barber. La petición también cuenta con el apoyo de BALPA (Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas Británicas), que representa a más de 10.000 pilotos del Reino Unido y está luchando por ampliar el permiso y salvar los puestos de trabajo; tienen mi apoyo; estamos luchando por lo mismo. Su apoyo añade una valiosa claridad a la petición".

El objetivo final de la petición es que los viajes sean asequibles para todos, y no exclusivos para unos pocos, para proteger el empleo en el sector de los viajes y dar al sector un impulso muy necesario.

"La gratuidad de las pruebas para viajar sería estupenda, al menos para volver a poner en marcha el sector en lugar de obstaculizarlo con tasas exorbitantes que hacen que los viajes sean menos asequibles. El sector de la hostelería recibió un excelente apoyo con el plan "comer fuera para ayudar", en el que los consumidores recibieron un descuento del 50%; ¿qué recibió el sector de los viajes? Nada. Recibió todo lo contrario, y cada viajero se enfrenta a 200 libras más por viaje. Hay compromisos, por supuesto: una tasa máxima para las pruebas, pruebas dirigidas por el gobierno también con una tasa máxima, pruebas dirigidas por organizaciones benéficas... todo esto pondría en marcha la industria, protegería los puestos de trabajo en el sector y, sobre todo, devolvería el dinero a la economía del Reino Unido en lugar de ponerlo directamente en el bolsillo de alguien", concluyó Neill.