"Quien hace la crítica correcta de que el país ha tenido un bajo crecimiento, al mismo tiempo no tiene la capacidad de presentar una estrategia de desarrollo que no pase casi exclusivamente por la reducción de impuestos, como si fuera la bala de plata que permitirá a nuestras empresas producir, vender y ganar dinero", dijo Pedro Nuno Santos.

Para el responsable de Infraestructuras, pensar que bajar los impuestos es la única solución para "salvar a las empresas" es una "visión pequeña de la política económica" que "retrasó al país durante muchos años".

Pedro Nuno Santos partió de la necesidad de Portugal de renovar la flota de trenes para ejemplificar su visión de cómo puede desarrollarse la economía y el país.

"Nuestro país siempre ha sido muy bueno importando, compramos muy bien. No le damos la oportunidad de hacerlo aquí", dijo, explicando la estrategia que está siguiendo el Gobierno en el caso de la compra de vagones de tren.

"¿Qué estamos haciendo? Se está elaborando el pliego de condiciones [para la compra de nuevos vagones] para que, no violando la legislación europea, se garantice que quien quiera suministrar trenes a Portugal tenga que hacerlos aquí, tenga que montarlos aquí, tenga que incorporar la producción nacional en la fabricación de esos trenes", dijo.

"No sólo porque queremos que los empresarios participen en esos trenes en particular, sino porque queremos que la industria nacional en Portugal se capacite en un sector que está creciendo, para que el día de mañana, cuando haya licitaciones de suministro, tengamos a nuestras empresas allí para presentar trabajos ya realizados", subrayó.

"Y así es como podemos desarrollar una economía, así es como podemos desarrollar un país", concluyó el Ministro de Infraestructuras y Vivienda.