Stately Timber, de Rupert Hughes, una historia de aventuras ambientada en Boston (Estados Unidos), debería haber sido devuelta a la que entonces era la Biblioteca Central de las Bibliotecas Públicas de Dunfermline, en Abbot Street, el 6 de noviembre de 1948.

Sin embargo, el personal de la biblioteca de Fife, ahora Dunfermline Carnegie Library & Galleries (DCL&G), se quedó atónito al recibir la semana pasada un paquete con el libro.

Había sido encontrado por la hija del prestatario y enviado desde Cromarty, en la Isla Negra, con más de siete décadas de retraso.

Donna Dewar, asistente de servicios culturales en DCL&G, dijo: "Me reí mucho cuando abrí el paquete, no podía creerlo.

"Hace poco nos devolvieron un libro a nuestra sucursal de Rosyth después de 14 años, lo que nos pareció bastante sorprendente, pero esto supera todo lo que hemos oído".

Y añadió: "Para divertirnos un poco, hemos calculado la cantidad que se podría haber pagado en concepto de tasas, y ha sido la friolera de 2.847 libras.

"Llegó con una encantadora carta de la hija del prestatario que pudo darnos un poco de detalle".

Las Bibliotecas de OnFife han tenido una amnistía en las tasas de retraso durante toda la pandemia para animar a los socios a devolver los libros.

En la carta, la hija del prestatario explicaba que su difunto padre había vivido en Thornton, en Fife, en 1948, pero que nunca sabrá si simplemente se olvidó de devolver Stately Timber o si decidió conservarlo.

También escribió: "Me parece fascinante ver las fechas de cuándo se sacó este libro, durante el último año de la Segunda Guerra Mundial y que la guerra terminó entre sellos marcados por los bibliotecarios.

"La vida continúa en torno a acontecimientos históricos trascendentales".

En las páginas interiores del libro aparecen los sellos con las fechas y la advertencia de que "este libro sólo puede conservarse durante 14 días".

Christine McLean, jefa de patrimonio cultural y bienestar de OnFife, declaró: "Estamos encantados de haberlo recibido -sobre todo porque esta semana es la Semana del Libro de Escocia, en la que estamos haciendo tanto por promocionar nuestras bibliotecas- y estamos deseando encontrar un lugar especial para exponer el libro, y la historia de su viaje, en nuestra sección de Estudios Locales en DCL&G".

El récord mundial Guinness del libro más atrasado de la biblioteca lo ostenta uno devuelto al Sidney Sussex College de la Universidad de Cambridge (Inglaterra), que fue prestado en 1668 y devuelto 288 años después.