Wine Castle organizó una muestra de vinos para presentar su cartera y los vinos con los que trabaja. El evento, que tuvo lugar en las instalaciones de distribución de Wine Castle en Mexilhoeira da Carregação, estuvo abierto a los profesionales de la hostelería y la restauración.

Los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer a los bodegueros y sus obras maestras en un lugar bien decorado y con un ambiente humorístico gracias a los animadores y las estatuas vivientes.

Amplia gama de vinos

De norte a sur y del extranjero, como el famoso Champagne, conocimos a productores muy interesados en el mercado del Algarve. Empezando por Bora Algarve, este vino elaborado por Wine Castle en colaboración con Quinta dos Vales es la guinda del pastel y representa muy bien la producción vinícola del Algarve.

Por otro lado, Quinta da Mariposa, situada en la región de Dão, estuvo presente en la feria. Su propietaria y enóloga, Lúcia Freitas, dijo a The Portugal News que aunque su vino tiene mucho éxito en el extranjero, donde vende casi el 70% de la producción de Quinta da Mariposa, dentro del territorio portugués su mejor mercado es el Algarve. Además, dijo que los extranjeros ven en el vino portugués una buena relación calidad-precio.

Otro de los expositores fue Jorge Mata, enólogo de Ramilo Wines, quien también dijo que gran parte del vino que producen viaja a otros países, concretamente el 60% de su producción: "El mercado portugués es muy competitivo, en cambio, el extranjero es más fácil de entrar", dijo. Ramilo Wines está actualmente en Estados Unidos, Canadá, Londres y Macao, entre otros.

Su vino, producido en tan sólo 10 hectáreas, es totalmente fuera de lo común, especialmente su vino rosado, que, según él, es el más caro de Portugal (100 euros la botella). Como explicó Jorge Mata, los productores suelen utilizar las peores uvas para hacer vino rosado y reservar las mejores para el tinto tradicional y más vendido. Sin embargo, en Ramilo Wines han decidido hacer algo diferente y han elaborado un sabroso vino rosado que utiliza sus mejores uvas de la producción anual.

Enólogos que apuestan por Portugal

Los bodegueros que encontramos en el salón no eran sólo portugueses, había varios extranjeros que apostaban por el mercado portugués. Por ejemplo, Laurent Guilbaud, bodeguero francés que produce el champán Moyat - Jaury Guilbaud, estuvo en la feria para compartir sus productos franceses con los restaurantes del Algarve: "Es un gran placer para mí estar aquí y explicar nuestro champán. Me he dado cuenta de que la gente del Algarve está muy interesada en el champán", dijo a The Portugal News.

Al final de nuestro recorrido vinícola, conocimos a Dorina Lindemann, alemana, que da nombre al vino que produce en Montemor-o-novo, en el Alentejo. Esta empresa familiar comenzó hace mucho tiempo, cuando su padre, Jörg Böhm, fundó la granja Plansel y transmitió sus grandes conocimientos a su hija.

La innovación y la creatividad son las palabras clave de estos vinos. Según ella, la explotación de Dorina Lindemann fue la primera en producir vino de uva única, así como la primera en producir vinos espumosos en el Alentejo. Además, fue la primera bodega en la que sólo trabajaban mujeres.

El Castillo del Vino organiza dos salones del vino a lo largo del año. La próxima estará abierta al consumidor final, ¡así que esté atento!