Se trata de una iniciativa que permite a los jóvenes tener una voz activa en el Parlamento, junto con los diputados, y llevar algunas ideas para que sean escuchadas por el gobierno y, quién sabe, para que incluso sean aprobadas por la Asamblea de la República, para luego ser aplicadas.

El distrito del Algarve compartió su voz en el Parlamento y consiguió que se aprobaran algunas propuestas en el marco de un debate sobre la desinformación y las fake news. Jóvenes de entre 14 y 15 años debatieron sus ideas en el Parlamento, intentando sacar adelante sus propuestas.

Del distrito de Faro, seis jóvenes estuvieron presentes. Eva Santos y Margarida Martins son estudiantes de Estômbar, en el municipio de Lagoa, y contaron a The Portugal News que ir a la Asamblea fue una de las mejores experiencias que tuvieron en sus vidas.

Paso a paso hacia el Parlamento

Para llegar al Parlamento de los Jóvenes fue necesario pasar por algunos pasos. Eva cuenta que "en la primera fase" fue seleccionada por sus compañeros "como diputada representante" de su clase. Como representante de la Lista A, Eva Santos participó en debates y presentó las ideas para ser seleccionada como representante de la Escola EB 2,3 Profesor João Cónim "en la sesión regional".

Margarida Martins admite que fue "un largo viaje" para llegar finalmente al Parlamento. La joven que asumió el papel de portavoz de su grupo en la Asamblea de la República admite que empezó a sentir cierta presión en la selección regional de diputados. Según Margarida, "había muchos diputados de diferentes colegios", sin embargo todo el esfuerzo y la dedicación de su grupo dio sus frutos y lograron llegar al Parlamento.

Medidas aprobadas

Tras algunos cambios, el grupo del Algarve consiguió aprobar la propuesta de "difusión y mejora de la página web del Centro Nacional de Ciberseguridad (CNCS)" para que los usuarios puedan comprobar la veracidad de las noticias que leen en Internet.

Eva Santos dijo que poder estar presente en el Parlamento hizo posible que su voz fuera escuchada, no sólo por personas de su edad, sino también "por aquellos que realmente pueden marcar la diferencia"; al ser un proyecto de grupo, se siente realizada tras lograr los objetivos que se trazó con su grupo de trabajo. Margarida Martins reveló que se sentía realizada, tanto como su colega. En su opinión, la política no es un tema que interese a los jóvenes, pero cree que este tipo de iniciativa puede despertar en ellos cierta curiosidad por el mundo político.

El viaje político de estas jóvenes aún está lejos de terminar. Tras llegar de Lisboa, tenían que estar listas al día siguiente para mostrar nuevas ideas, pero esta vez en la Asamblea Municipal de la Juventud celebrada por el municipio de Lagoa, en el Algarve, donde son residentes.

La política en casa

En el Auditorio Carlos do Carmo, Eva y Margarida fueron algunas de las representantes del Grupo Escolar Río Arade, con sede en Parchal. Al final del debate, una vez más Eva y Margarida, junto con su grupo, ganaron y Lagoa aplicará una propuesta presentada por el grupo de la Escola EB 2,3 Profesor João Cónim.

La idea concebida por Eva Santos, Margarida Martins, Sofia Vicente y Matilde Rodrigues y debatida durante la Asamblea Municipal Joven fue la ganadora tras la votación de los demás diputados.

El objetivo de las propuestas presentadas sería hacer de Lagoa un municipio inteligente. Así, las jóvenes, tras una larga búsqueda, descubrieron el proyecto BE2WASTE. Según Eva, la empresa COMPTA, responsable del proyecto, reveló que se trataba de un proyecto piloto en Lagoa, "pero sin planes de continuidad". En este contexto, los jóvenes diputados decidieron recomendar la continuación del proyecto. Margarida Martins explica que el proyecto consiste en la colocación de "Sondas de Llenado de Volumen que permiten la lectura en tiempo real de los niveles de carga de los contenedores" Eva añade que tras la colocación de las sondas, los contenedores estarían conectados a un GPS, que envía los datos de llenado de los contenedores, lo que evita la acumulación de basura en las calles.

El futuro puede haber cambiado

Las jóvenes no tenían inicialmente ambiciones académicas y profesionales en el campo de la política, pero esta experiencia ha cambiado su perspectiva. Margarida soñaba con estudiar medicina, sin embargo, los proyectos en los que participó le hicieron ver la política de otra manera y ya dice que en el futuro puede seguir este camino. Lo mismo dice Eva, que afirma que su intención era seguir el campo de la psicología, pero revela que últimamente todas las oportunidades que han surgido le han hecho ver la política como "un mundo" que le interesa "más de lo que esperaba".