Siempre se puede confiar en que Vila Vita aportará su "mejor juego" a cualquier evento, y el gastronómico Apasionados por el Algarve no fue una excepción.

En una cálida noche de junio, la música, el vino y la increíble comida se unieron para crear una velada inolvidable en el corazón del Algarve.

Estrellas brillantes

Los chefs João Marreiros (Loki), João Oliveira (Vista*), Louis Anjos (Al-Sud*), Luís Brito (A Ver Tavira*), Noélia Jerónimo (Noélia & Jerónimo) y Rui Silvestre (Vistas*) combinaron su repertorio culinario en una serie de deliciosos platos para una cena única, en la que también participaron los productores de vino locales: João Clara, Morgado do Quintão y Paxá.

Los chefs se enfrentaron al reto de crear platos que encapsularan la esencia del Algarve a través de la comida, y el resultado fue uno que no sólo demostró la fuerza de la gastronomía en la región, sino también la camaradería de los chefs locales.

Una escena floreciente

El director general de Vila Vita Parc, Kurt Gillig, explicó que el concepto de la velada era dar a conocer todo lo que el Algarve puede ofrecer, reuniendo la comida y el vino en una experiencia que también permite a los invitados poder probar platos especialmente creados en un único lugar.Mientras que muchos pueden considerar a los chefs como "lobos solitarios", eventos como éste demuestran que están más que contentos de reunirse con el objetivo común de mostrar el Algarve y la cada vez más diversa selección de comida que se ofrece. Recordó que cuando llegó por primera vez al Algarve había muy pocos restaurantes con estrellas Michelin y ahora la región alberga siete, y una floreciente escena gastronómica.

Desde el mar

João Marreiros, de Loki, preparó un exquisito plato de pulpo acompañado de boniato típico algarvío y miel de Monchique, mientras que João Oliveira, de Vista, presentó gamba roja con flor de sal y aceite de limón carbonizado, y Luis Brito deconstruyó la tradicional cataplana y también sirvió atún rojo con col fermentada.La estrella emergente Noélia Jerónimo llevó los límites del pescado aún más lejos con su arroz de plancton y gambas violetas y el increíble gazpacho de mango con especias y pescado marinado.

De la tierra

Pero no es sólo el mar el que provee al Algarve de ingredientes inolvidables, la tierra también tiene mucho que ofrecer y fue explorada maravillosamente por el chef Alexandre Cabral con su panza de cerdo lechal, completa con gel de naranja, puré de hinojo y zanahoria algarvía.Una sopa de fresas y pepino con presunto de una pequeña granja de Zambujal y tomillo marino de João Marreiros mostró otra cara del Algarve, mientras que el conejo con morcilla fue elevado por Louis Anjos.

Los más golosos tampoco quedaron defraudados gracias a un ingenioso plato de naranja, complementado con un helado de poleo, y para terminar un precioso falso queso con tostada de flor de sal y mermelada de calabaza redondeó una velada increíble.

Este evento fue sólo uno de los 30 que tendrán lugar a lo largo del verano en Vila Vita para celebrar su30º aniversario. Para más información sobre lo que ocurre en el complejo, o para reservar una plaza en su próximo evento de celebración, visite www.vilavitaparc.com