El es hoy uno de los lugares más emblemáticos de Coimbra, siempre recibiendo numerosos visitantes. El espacio tiene una superficie de más de 13 hectáreas y es miembro de la Asociación Ibero-Macaronésicaociación de Jardines Botánicos y de la BGCI (Botanical Gardens Conservation Internacional).

Se encuentra en entre el Polo I de la Universidad de Coimbra y la Rotonda do Papa (traducida a la Rotonda del Papa), el jardín comenzó su construcción en 1774. En 1731 hubo el primer intento de construir un jardín botánico en Coimbra, sin embargo sólo años después, el Marqués de Pombal, consiguió iniciar las obras en el ámbito de la reforma universitaria.

Dentro del jardín, hay varios espacios para visitar, en una zona llena de color verde y donde se respira aire fresco en el centro de la ciudad. Escuchar a los pájaros, y el agua que corre en las fuentes mientras se explora cada rincón de el jardín.

Tropical Rincón

La ubicación del jardín en ubicación del jardín, en una zona con mucha luz solar, crea las condiciones ideales condiciones ideales para la plantación y el crecimiento saludable de especies tropicales. Es justo en la entrada del jardín donde se pueden apreciar estas plantas, que que proporcionan una diversidad de especies, principalmente palmeras, una de las cuales procede del Algarve.


Central Plaza y Fuente

Es el lugar donde nació el Jardín Botánico de la Universidad de Coimbra. Con una fuente alta, y siempre con agua corriente, este lugar, que se asemeja a un laberinto, está lleno de flora de las más variadas especies. Con varias puertas de hierro de hierro y arbustos, este lugar es quizás uno de los rincones más tranquilos del jardín. Con pequeños bancos de jardín alrededor de la fuente, es habitual encontrar personas leyendo sus libros, o simplemente relajándose. Con arbustos simétricos y parterres, se pueden ver varias magnolias, cerezos de jardín y azaleas. Con toques de romanticismo, la zona del Quadrado Central e Fonte es quizás uno de los lugares más emblemáticos del Jardín Botánico de la Universidad de Coimbra.

Invernaderos

En el Jardín Botánico hay dos invernaderos disponibles en el Jardín Botánico, el Estufa Tropical Tropical) y Estufa Fria (Invernadero Frío). El Estufa Tropical recibe plantas desde 1865 recibiendo plantas desde 1865, en un edificio que combina hierro y cristal. En 2018, tras las obras de rehabilitación, volvió a recibir al público, que puede esencialmente ver plantas tropicales y subtropicales. La Estufa Fría es más reciente, ya que fue inaugurada en los años 50, a diferencia de la Estufa Tropical, en la Estufa Fria se alojan especies acostumbradas a ambientes más húmedos y oscuros. alojadas. Dentro de la Estufa también hay un arroyo, que atraviesa toda la Estufa.


Bambú

Alrededor de una hectárea del bosque del Jardín Botánico de la Universidad está ocupada por la especie de bambú Phyllostachys bambusoides. Los bambúes crean un escenario comúnmente visto en las películas. La altura de las plantas crea un arco que bloquea casi que bloquea casi por completo la luz del sol, permitiendo que sólo unos pocos rayos penetren, dando una atmósfera misteriosa al lugar. Es un lugar donde la temperatura es siempre fresca, por lo que es un buen lugar para caminar o pasear en una calurosa en una calurosa tarde de verano.

El Jardín Botánico de la Universidad de Coimbra no puede visitarse sólo una vez porque cada vez que vas allí descubres cosas nuevas. Nuevas puertas, un poco más de construcción e incluso nuestra planta favorita puede haber crecido.