El artista contó a The Portugal News que en los años 90 comenzó a practicar el montañismo y, en consecuencia, se enamoró del arte de la fotografía. En sus paseos, Ângelo Jesus sentía "la necesidad de llevar una cámara para registrar lo que veía por el camino". Sin embargo, con el tiempo se dio cuenta de que la cámara que tenía era insuficiente para captar la esencia de lo que fotografiaba. Así, el artista adquirió un equipo de mayor calidad e invirtió en su formación en fotografía para captar la belleza del gran exterior.

Centrado en la naturaleza

Últimamente, el fotógrafo ha centrado su trabajo "esencialmente en los temas de los árboles y el bosque", ha declarado a The Portugal News. Sin embargo, Ângelo Jesus intenta que su obra "vaya más allá de la pura representación de una cosa o lugar", ya que el objetivo es que sea una expresión del artista y de la experiencia vivida para realizar la fotografía.




Al artista le apasiona el "acto de exploración" que exige el bosque, que Ângelo Jesus caracteriza por tener "ambientes complejos y caóticos", con la necesidad de "pasar un tiempo allí para que las imágenes se revelen".

La obra de Ângelo Jesus tiene un gran enfoque en la naturaleza, ya que considera que para su experiencia, "siempre es lo más importante", lo que se refleja en sus fotografías. Además, el artista afirma que "el bosque y el paisaje, en general, se han convertido también en una fuente de inspiración y estímulo creativo."

En lo personal...

El artista, además de la fotografía, tiene un trabajo vinculado al "área tecnológica, donde los procesos mentales son muy racionales y analíticos", por lo que fotografiar en la Naturaleza despierta en el artista un lado más "instintivo y creativo", dando a Ângelo Jesús la posibilidad de evadirse del "mundo por unos momentos."



Las obras

Las obras del artista se pueden encontrar en su página web en www.angelojesusphoto.com donde comparte la mayoría de sus trabajos, curiosamente todos tomados cerca de la casa del fotógrafo. The Portugal News destaca "Dancers", como una de sus fotografías favoritas, así como "Fairytale", que le valió la victoria en el concurso "Imaginature".