Esto significa que los turistas que regresan de Lisboa deben hacerse una prueba para detectar el coronavirus que causa el covid-19 y permanecer en cuarentena mientras esperan el resultado.

Berlín aconseja ahora que no se realicen "viajes turísticos no esenciales" a regiones como Lisboa, donde el número de nuevas infecciones supera el límite de 50 casos por cada 100.000 habitantes en siete días.