La compañía Transtejo y Soflusa, que opera rutas en el río Tajo, dijo que los horarios se restablecieron totalmente entre mayo y julio con una capacidad máxima de dos tercios en los barcos, pero la demanda se redujo casi a la mitad. La empresa dijo que prevé una lenta recuperación pero que, no obstante, mantendrá las rutas en condiciones normales.