Estará en vigor durante 70 días. Los que no lo cumplan están sujetos a multas de entre 100 y 500 euros.

Existen cuatro excepciones, incluyendo las que tienen declaraciones médicas que las eximen y entre personas del mismo hogar cuando no están en contacto con terceros.