Las 131 limpiezas en tierra y 35 submarinas tuvieron lugar en todo el país, entre el 19 y el 27 de septiembre, y en ellas participaron más de 170 organizaciones durante 400 horas de trabajo a lo largo de 187 kilómetros de costa, orillas de ríos y fondos marinos.
La iniciativa reunió a centros y escuelas de buceo, con la participación de 400 buceadores, según informó la organización en un comunicado.
La Fundación Océano Azul acogió con satisfacción el apoyo de todas las organizaciones y voluntarios a la iniciativa, considerando que daba "claras muestras de la creciente movilización de la sociedad para combatir una de las mayores amenazas al océano", los desechos marinos.