¿Cuándo es momento de una cirugía para bajar de peso?

Por PA/TPN, in Estilo de Vida · 02-10-2020 01:00:00 · 0 Comentarios

Lejos de ser una opción 'perezosa', un cirujano metabólico explica por qué la obesidad es una enfermedad que a menudo necesita tratamiento médico.

Con frecuencia se nos dice que la clave para perder peso es simple: comer menos y moverse más. Sin embargo, con los índices de obesidad actuales, está claro que para muchas personas no es tan sencillo en absoluto.

Por supuesto, existe otra opción para quienes son gravemente obesos o tienen sobrepeso y los métodos conservadores por sí solos no han funcionado, y esa es la cirugía de pérdida de peso, también conocida como cirugía bariátrica o metabólica.

Pero, ¿por qué a veces se considera necesaria la cirugía, y qué implica? Aquí, el profesor Francesco Rubino, pionero de la cirugía metabólica, líder del Centro Metabólico y Bariátrico del London Bridge Hospital, parte de HCA Healthcare UK, y presidente de la cirugía bariátrica y metabólica del King's College London, comparte sus opiniones...


¿Por qué puede ser tan difícil para algunas personas perder peso y mantenerlo?

"La obesidad grave es una enfermedad, no una elección de estilo de vida. Las investigaciones demuestran que cuando perdemos peso con la dieta, nuestro cuerpo reacciona activando los mecanismos que lo defienden. De hecho, las hormonas que estimulan el hambre suelen aumentar después de una pérdida de peso inducida por la dieta y nuestro cuerpo también tiende a reducir la cantidad de energía que utiliza, lo que dificulta el mantenimiento de la pérdida de peso a largo plazo", dice Rubino.

"Estos efectos no están bajo el control de nuestra fuerza de voluntad y están arraigados en nuestra biología. Esto explica por qué las personas que intentan dietas casi invariablemente recuperan peso en algún momento. Esto no es necesariamente una falta de autodisciplina, o la culpa de una persona como la mayoría de la gente piensa, sino el resultado de la forma en que funciona nuestra biología, defendiendo un rango estrecho y fijo para el peso corporal. En las personas con obesidad severa este punto de referencia es demasiado alto, pero los mecanismos que normalmente le defienden contra la pérdida de peso siguen funcionando y son poderosos, frustrando así los esfuerzos voluntarios para perder peso comiendo menos y haciendo más ejercicio".


¿Qué es la cirugía de pérdida de peso?

Existen diferentes variaciones de la cirugía de pérdida de peso. Las dos más comunes son la cirugía de bypass gástrico, que divide el estómago en dos bolsas más pequeñas y redirige el intestino delgado, y la cirugía de gastrectomía en manga, un procedimiento que elimina parte del estómago y le da forma de tubo o "manga".

"Originalmente fueron diseñados para reducir el tamaño del estómago pero en realidad cambian los mecanismos fisiológicos que regulan el apetito, la saciedad y el metabolismo del azúcar", explica Rubino. "No hay un solo procedimiento que se ajuste a las necesidades de todos. Diferentes procedimientos tienen diferentes acciones, lo que puede resultar en diferentes posibilidades de mejorar las condiciones metabólicas asociadas con la obesidad más allá de la pérdida de peso", añade. "Por lo tanto, la elección del procedimiento debe ser discutida a fondo con un especialista y debe adaptarse a la necesidad de cada paciente".


¿Por qué es tan eficaz la cirugía de pérdida de peso?

"En la década de 1950, cuando se introdujo por primera vez la cirugía bariátrica, la comprensión de las funciones del tracto gastrointestinal (GI) era bastante rudimentaria: se consideraba un mero órgano digestivo. Así que tenía sentido lógico pensar que limitando físicamente el tamaño del estómago, o pasando por alto grandes porciones del intestino, se podría reducir la cantidad de comida que se puede comer o las calorías que el cuerpo puede absorber. Sin embargo, las investigaciones de las últimas dos décadas han demostrado que esto no es cierto", explica Rubino.

"El tracto gastrointestinal es un complejo y sofisticado órgano endocrino y metabólico, algo parecido a un ordenador - algunos lo llaman el 'segundo cerebro' - que recibe la entrada de los alimentos que comemos y envía señales a otros órganos para regular el peso corporal así como el metabolismo del azúcar. Las señales del intestino pueden informar al cerebro sobre la ingesta de calorías y, en consecuencia, regular el hambre y la saciedad. Otras señales llegan al hígado y al páncreas, donde pueden influir en la producción o la acción de la insulina.

"Esto explica por qué la cirugía gastrointestinal - bariátrica/metabólica - es tan efectiva para inducir y mantener la pérdida de peso, y también por qué puede mejorar dramáticamente otras enfermedades metabólicas, especialmente la diabetes tipo 2. Las investigaciones han demostrado claramente que la cirugía bariátrica reduce o suprime los mismos mecanismos que normalmente resisten la pérdida de peso. De hecho, los cambios en las hormonas del hambre y la saciedad que siguen a la cirugía bariátrica son exactamente opuestos a los provocados por las intervenciones dietéticas".


¿La cirugía metabólica es realmente una forma perezosa de perder peso?

"Algunos sostienen que la dieta y el ejercicio, en lugar de una costosa cirugía, deberían utilizarse para tratar la diabetes o la obesidad grave. Esta idea está mal concebida y mal informada. De hecho, hay pruebas definitivas de que cuando las directrices actuales indican la cirugía, las intervenciones en el estilo de vida por sí solas ya no son suficientes para lograr un control adecuado de la enfermedad", dice Rubino. "Por otro lado, en personas con mero sobrepeso o con una obesidad leve y sin complicaciones (IMC inferior a 35 sin otra enfermedad metabólica), la cirugía no está indicada y no es un sustituto de un estilo de vida saludable, que todavía puede ser eficaz para evitar la progresión hacia una obesidad más grave".

"Por lo tanto, sugerir que las intervenciones en el estilo de vida y no la cirugía sean la forma de tratar la obesidad grave está en desacuerdo tanto con la evidencia científica como con la lógica. Sugerir sólo un cambio en el estilo de vida en personas con obesidad grave (una enfermedad en toda regla) equivale a sugerir que se deben utilizar cambios en el estilo de vida en lugar de la cirugía o la quimioterapia para tratar el cáncer".


¿Quién puede someterse a la cirugía?

Hay una serie de criterios para realizar una cirugía de pérdida de peso en el NHS. Estos incluyen tener un IMC de más de 40, o tener un IMC de 35-40 si ya has desarrollado complicaciones de salud que pueden mejorar con la pérdida de peso. Los pacientes también deberán comprometerse a realizar cambios en su vida para ser más saludables, y hacerlos a la largo plazo después de la cirugía.

"Recientes ensayos clínicos han demostrado que en pacientes con diabetes tipo 2 y obesidad, la cirugía metabólica es más efectiva que cualquier otra terapia disponible", dice Rubino. "Actualmente, el Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y el Cuidado (NICE) y las directrices internacionales recomiendan que la cirugía metabólica sea considerada para tratar a los pacientes con diabetes tipo 2 y aquellos con un IMC de 30 o más. Sin embargo, sólo el 0,2% o menos de los pacientes elegibles tienen acceso a dicha cirugía".


¿Quién no debe operarse?

Algunos pacientes no son aptos para la cirugía: "Las personas que no sufren de obesidad severa o sus complicaciones. La cirugía bariátrica es generalmente segura, pero esto no significa que sea un enfoque apropiado o proporcionado para tratar los niveles de sobrepeso menos severos, donde se ha demostrado que los cambios en el estilo de vida previenen la progresión hacia la obesidad severa o la diabetes en muchos pacientes", dice Rubino.

"También, las personas que son candidatos para la cirugía pero que no estarían seguros de operarse. Aunque la cirugía bariátrica es menos peligrosa para la vida que la obesidad o la diabetes, sigue siendo una cirugía mayor y requiere anestesia general", añade. "Y las personas con afecciones que pueden socavar el cumplimiento de la suplementación nutricional". La cirugía bariátrica puede alterar la absorción de ciertas vitaminas y micronutrientes, por lo que los pacientes deben tomar suplementos nutricionales rigurosamente de por vida".



Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.