Los principales objetivos del SIAC son regular la vida de los animales de compañía en los hogares portugueses, ayudando a prevenir el abandono y todas sus implicaciones, sobre todo en la salud humana y animal. El SIAC aumenta la eficacia de la legislación portuguesa en materia de protección de los animales, promoviendo el cumplimiento de la ley en los casos de maltrato. La entidad también controla la venta y la compra de animales.

Todos los animales de compañía, como perros, gatos y hurones, deben estar registrados en el SIAC mediante la colocación de un microchip de identificación en el animal. El marcado de un animal con un microchip sólo puede hacerse en una clínica veterinaria. Tras la colocación, el veterinario debe entregar un justificante que hará las veces de Documento de Identificación de Animales de Compañía.

En la página web www.siac.vet, los propietarios que hayan perdido a uno de sus animales pueden informar de una alerta, utilizando el número proporcionado por el veterinario a través del número de microchip del animal. En la página web se puede denunciar la desaparición y se registra en la base de datos del SIAC. Si el animal es encontrado por terceros y llevado a una clínica veterinaria, se informará a los propietarios y el animal volverá a su casa.

Actualmente, más de 2 millones de perros, más de 441.000 gatos y unos 1.700 hurones están registrados en el SIAC.

El registro de animales es importante, ya que promueve la salud y el bienestar de los animales, además de ser una forma de promover la seguridad de los animales de compañía.