En esta ocasión, Villas-Boas se pondrá al volante de un Hyundai i20 N R5, fruto de la colaboración que la asociación benéfica que preside, Race For Good, ha establecido con la marca de automóviles surcoreana.

Las donaciones generadas a través de los patrocinios que lucirá el coche conducido por André Villas-Boas se donarán íntegramente a las instituciones benéficas que Villas-Boas y su asociación apoyan, a saber, APPACDM en Oporto, Ace África y la Fundación Laureus Sport for Good.

"Es un privilegio tener la oportunidad de participar en un rally tan prestigioso, a nivel nacional e internacional. Esta asociación que hemos firmado con Hyundai Portugal nos permite dar mayor visibilidad a lo que estamos haciendo y recaudar más donaciones para las instituciones y los futuros proyectos de Race For Good", dijo André Villas-Boas.

El entrenador, cuyo último proyecto futbolístico fue al frente del equipo francés Marsella, ya participó este año en el Rally de Portugal, al volante de un Citroën C3, y terminó en el puesto 32 de los 44 que completaron la prueba.