"Yihadistas" portugueses condenados a penas de prisión

Por Daisy Sampson, in Noticias · 18-12-2020 01:00:00 · 0 Comentarios

El Tribunal Penal de Lisboa ha condenado a Rómulo Costa y Cassimo Turé a penas de prisión de nueve y ocho años y seis meses respectivamente, por delitos de apoyo a organizaciones terroristas vinculadas al radicalismo islámico.

Ambos acusados fueron condenados por apoyar, ayudar y colaborar con el terrorismo islámico, "en aparente competencia con el delito de financiación del terrorismo".

Sin embargo, el tribunal los absolvió de los delitos de pertenencia y reclutamiento de militantes para organizaciones terroristas.

La sentencia demostró que Cassimo Turé y Rómulo Costa "eran conscientes de la situación político-militar que se vivía en Siria, pero también de las convenciones político-religiosas extremistas de Nero Saraiva, Sadjo Turé (Cassimo'Edgar Costa y Celso Costa (hermanos de Rómulo), Fábio Poças y Sandro Marques, así como su intención, de manera organizada, a través de un grupo que formaron en el Reino Unido (Londres), de unirse a organizaciones terroristas".
Tales organizaciones, avanza el tribunal colectivo presidido por Francisco Coimbra, eran, a saber, ISIL e ISIS, Brigada de Emigrantes y posteriormente Estado Islámico (IS), con estos amigos y hermanos de los acusados "convirtiéndose en miembros" de estos movimientos "reconocidos internacionalmente por las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE) como terroristas".

El tribunal también consideró probado que los condenados (Cassimo y Rómulo) sabían que "este mismo grupo se autofinanciaba, mediante planes fraudulentos y que los mismos miembros reclutaban, convencían y remitían y reclutaban a jóvenes "a las filas de esas organizaciones y que "apoyaban logística y financieramente sus viajes a Siria, mediante la compra de billetes de avión, bienes y servicios, el pago de estancias en hoteles, alimentos y transporte, entre otros".

En opinión del panel de jueces, presidido por Francisco Coimbra, los acusados también sabían que esos miembros de su grupo y sus familias, mujeres y niños, tenían el propósito de integrarse y unirse a las filas de esas organizaciones terroristas.

En la sentencia condenatoria también se afirma que los hechos practicados por Cassmimo Turé y Rómulo Costa (apoyo al terrorismo, en aparente competencia con el delito de financiación) ponían en entredicho bienes jurídicos relevantes "particularmente graves" como la "integridad e independencia de los Estados, el funcionamiento de las instituciones, la seguridad, la vida, la libertad, el orden, la tranquilidad pública, por lo que son "generadores de gran perturbación e inestabilidad social, no sólo nacional, sino internacional".
El panel de jueces subrayó además que tales "combatientes de esas organizaciones terroristas han matado y torturado indiscriminadamente a las víctimas en el conflicto de Siria e Iraq, y siguen haciéndolo en los atentados terroristas en todo el mundo", incluidos los de Cabo Delgado (Mozambique) y Tanzanía.

Según la parte final de la sentencia, a la que Lusa tuvo acceso, los acusados Cassmimo Turé y Rómulo Costa "actuaron siempre de forma libre, deliberada y consciente, a sabiendas de que su conducta de apoyo y respaldo al referido grupo (radical islámico) y a sus miembros estaba prohibida y era una actividad penalmente punible".

Entre otros muchos puntos, y también en relación con Rómulo Costa, en prisión preventiva en Portugal desde 2019, el tribunal dice que las escuchas telefónicas demuestran que este acusado, cuando se enteró del asesinato de un soldado británico en Londres, perpetrado por un radical islámico, en mayo de 2013, comentó: "Cayó y caerán más".

El colectivo presidido por Francisco Coimbra rechazó el argumento de la defensa de que las acciones de los acusados se debían a "inmadurez" o a "un mal chiste entre adolescentes", afirmando que Rómulo Costa ya tenía 30 años y que la conversación interceptada era un diálogo "entre adultos plenamente comprometidos con la causa islámica extremista".

Ricardo Serrano Vieira, en representación de la defensa, anunció que apelará la decisión en términos de hecho y de derecho ante el Tribunal de Apelación de Lisboa y criticó el uso excesivo por parte del tribunal de "pruebas indirectas".

Este proceso, en el que la ex diputada Ana Gomes fue oída como testigo por Rómulo Costa, fue el resultado de una investigación de la cooperación judicial entre las autoridades portuguesas y británicas, en la que el diputado concluyó que todos los acusados unieron sus fuerzas, reclutaron y se financiaron como IS, al tiempo que apoyaban el traslado de ciudadanos portugueses y británicos a Siria para luchar junto a los yihadistas.




Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.