En un comunicado, la PJ explica que la detención se produjo a finales de la semana pasada, cuando el sospechoso se preparaba para abandonar el país, ya que se sospecha que su esquema piramidal estaba a punto de colapsar.

La investigación corrió a cargo del Departamento de Investigación y Acción Penal (DIAP) de Évora y durante la operación 'Dolce Vita' se llevaron a cabo varios registros, que dieron lugar a la incautación de seis vehículos, diversos objetos y documentos.

"El sospechoso, ahora detenido, convenció a innumerables víctimas de que era el supervisor de una correduría de seguros española y que estaba autorizado a comercializar, en Portugal, el producto financiero de la empresa que representaba, con alta rentabilidad y capital garantizado".

En el comunicado, la PJ dice también que el sospechoso creó una empresa, con instalaciones, empleados y vehículos," destinada a simular una actividad comercial real y garantizar la entrada permanente de fondos."

"Sin embargo, se trataba de una "estafa piramidal" o "ponzi", con una rentabilidad inexistente y simulada, en la que las cantidades de los primeros inversores se reembolsan a través de las cantidades entregadas por los siguientes, y así sucesivamente, hasta que el sistema deja de serlo e, inevitablemente, se pierden todas las cantidades", añade el comunicado.

La PJ también dice que los elementos recabados muestran que el sistema ya había llegado a la última etapa, que el imputado se prepararía para salir del país y que la investigación permite estimar que la actividad ilícita, presumiblemente iniciada en 2018, ascendió a más de tres millones de euros.