El Citroën AMI ha llegado oficialmente a Portugal y se puede comprar directamente en el concesionario o también en tiendas FNAC seleccionadas en todo el país.

El coche promete "revolucionar" la industria del automóvil, ya que este pequeño vehículo, perfectamente formado, tarda sólo tres horas en cargarse, puede transportar hasta dos personas a la vez y alcanza una velocidad máxima de 45 kilómetros por hora.

Lo que hace que este coche destaque entre los demás no es sólo la posibilidad de comprar uno en la FNAC, sino que también puede ser conducido legalmente en Portugal por los mayores de 16 años que tengan el permiso de categoría B1, mientras que el precio, entre 7.350 y 8.710 euros, lo convierte en una opción más asequible para un coche nuevo.

El coche está pensado para viajes cortos y para la conducción en ciudad, con una autonomía de 74 kilómetros. La batería es de iones de litio de 5,5 kWh y puede cargarse por completo en sólo tres horas en una toma de corriente estándar de 220 voltios, utilizando el cable que se incluye con el vehículo. Sin embargo, también se puede cargar en un Wallbox, a través de un cable adaptado, o en cualquier toma de corriente pública.