Del superávit presupuestario a la "nueva realidad pobre"

Por TPN/Lusa, in Noticias · 30-12-2020 12:00:00 · 0 Comentarios

El año comenzó con un superávit presupuestario sin precedentes en la democracia, pero sólo se necesitaron unos pocos meses para que una "nueva realidad pobre" creada por la pandemia del covid-19 convirtiera el saldo positivo de las cuentas públicas en un recuerdo del pasado.

El presupuesto estatal para 2020 fue aprobado ya en enero, con un superávit presupuestario sin precedentes del 0,2 por ciento en un país acostumbrado a tener cuentas en "rojo".

Pero la pandemia que afectó a Portugal en marzo comprometió inmediatamente el breve alivio financiero al afectar directamente a la principal causa del saldo positivo: el turismo. Apenas una semana después de que se conocieran los dos primeros casos de infección confirmados en el país, el Algarve ya había registrado un 60 por ciento de cancelaciones de reservas hoteleras, lo que desencadenó la mayor crisis del sector de la hostelería que se recuerda.

Con el cierre de hoteles y restaurantes, la tasa de desempleo, que estaba en su nivel más bajo desde hacía muchos años y acababa de dejar atrás los máximos de la crisis financiera de principios de la década que trajo la 'troika' a Portugal por tercera vez, se ha disparado de nuevo y sólo en los centros de empleo había 53.000 nuevos desempleados en marzo.

Un mes más tarde, las cifras de las solicitudes de ayuda del Banco de Alimentos contra el Hambre mostraron cómo el empleo en Portugal, así como la vida de muchas familias han cambiado, alrededor de 12.000 solicitudes de ayuda que representan casi 60.000 personas que entran en la pobreza y necesitan ayuda, algo que muchos nunca habrían imaginado que les sucedería.

Ni siquiera Isabel Jonet, que dijo que nunca había visto nada parecido en 27 años de trabajo al frente del Banco de Alimentos, donde las personas de clase media con una vida organizada pierden de repente todos los ingresos y la capacidad de hacer frente a los gastos básicos.

Fue una situación tan grave y sin precedentes que el Banco de Alimentos creó una Red de Emergencia al comienzo mismo de la pandemia para responder al número excepcional de solicitudes de ayuda.

Siguieron las noticias de colas en las asociaciones, organizaciones no gubernamentales, instituciones católicas o mezquitas que solicitaban ayuda alimentaria, haciendo también visible el impacto en la población inmigrante, más sujeta a trabajos precarios de bajos salarios y sin ninguna red de apoyo. El Gobierno decidió legalizar temporalmente a todos los inmigrantes con solicitudes de permiso de residencia presentadas, garantizando más derechos y protección a estas personas.

En mayo, en el Palacio de Belém, en una audiencia con el Presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, el Presidente del Banco de Alimentos contra el Hambre y el Presidente de Cáritas Portuguesa, Eugénio Fonseca, expresaron su preocupación por la duración de la crisis social y la necesidad de mantener un apoyo que garantice un mínimo de recursos y dignidad a las familias.

En ese momento Cáritas ya era consciente de que las líneas de apoyo financiero de más de 100 mil euros creadas para responder a 48 mil nuevas solicitudes no iban a cumplir el objetivo de llegar a junio.

Las cifras oficiales revelaban el aumento de la crisis. En abril las cuentas públicas habían sido afectadas por 680 millones de euros. A mediados de junio, el Estado ya había gastado 778 millones de euros en apoyo excepcional en el contexto de la pandemia, cubriendo 1,2 millones de personas y 144.000 empresas.

El verano permitió que se recuperara cierta actividad turística y hotelera, lo que contribuyó a aliviar la situación de algunas familias, pero el Banco de Alimentos, que constató la disminución de las solicitudes de ayuda durante los meses de calor, también constató la recuperación en los meses siguientes.

La esperanza de las personas, las empresas y las instituciones de apoyo social reside ahora en la llamada "bazooka" europea, que confía en los millones de fondos de la UE para salvar puestos de trabajo y recuperar la economía.



Artículos relacionados


Comentarios:

Sé el primero en comentar este artículo
Temas interactivos, envíanos tus comentarios / opinión sobre este artículo.

Ten en cuenta que The Portugal News puede utilizar comentarios seleccionados en la edición impresa del periódico.